Cómete una hamburguesa en un espacio moderno y con mucha clase

El estudio Mesura diseña el restaurante Bunsen en el gótico de Barcelona con guiños a la arquitectura y a las costumbres de la ciudad.

1 / 11
Restaurante-Bunsen-Barcelona-salon

La pieza central es una barra circular de cerámica de color blanco que es un homenaje a la arquitectura modernista.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-mesa-y-sillas

Tanto el mobiliario como las lámparas son de la firma Santa & Cole. El color amarillo es el protagonista del establecimiento.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-barra

Aunque como marca, su intención es proyectar un ambiente urbano e informal, para esta primera sucursal en el extranjero, en la calle Ferran 46 de Barcelona, se han incorporado elementos que remiten a la arquitectura de la ciudad.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-menu

Las cortinas son un guiño a los bares y restaurantes típicos de la zona. Locales que mantienen el mismo espíritu y la misma estética que cuando fueron inaugurados.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-pasillo

El pasillo, que conecta las dos entradas del edificio, es un guiño a los pasajes propios del gótico.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-ventana

El menú presenta una oferta sencilla compuesta de dos hamburguesas (con y sin queso) y dos tamaños (normal o doble). Las hamburguesas son famosas por la excelencia de su carne.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-menu-y-mesas

Comerse una hamburguesa también puede convertirse en un ejercicio de estilo. El Bunsen de Barcelona es un nuevo local de referencia.

Restaurante-Mesura-Barcelona-banco

Bunsen tiene los bancos característicos de los restaurantes de comida rápida, pero en versión sofisticada.

Restaurante-Bunsen-Barcelona-planta

La presencia de las plantas hace que el ambiente resulte más frondoso. Están estratégicamente situadas al lado de la barra, debajo del arco...

Restaurante-Bunsen-Barcelona-plaza-del-rei

El restaurante se encuentra en la calle Ferran de Barcelona, al lado de la plaza del Rei.

restaurante-Bunsen-Barcelona-sillas-y-plantas

Detalle del Bunsen de Barcelona, el nuevo restaurante de hamburguesas de la ciudad condal.

Un paseo por el barrio gótico de Barcelona nos permite comprobar que esta zona de la ciudad cuenta con muy pocas líneas rectas. El gótico es un laberinto de calles estrechas que dan a plazas inesperadas y que exhiben una sinuosa colección de arcos y curvas. Forma parte del patrimonio cultural de Catalunya, y lo encontramos no solo en las zonas públicas, sino también en el interior de las casas, museos, hoteles, y también en este restaurante.

El primer restaurante Bunsen nació en Dublín y su fundador fue el chef Tom Gleeson. Aunque como marca, su intención es proyectar un ambiente urbano e informal, para esta primera sucursal en el extranjero, en la calle Ferran 46 de Barcelona, se han incorporado elementos que remiten a la arquitectura de la ciudad. En las cortinas que adornan la pared, encontramos un guiño al típico bar de barrio que podemos encontrar a la vuelta de la esquina, mientras que el pasillo, que conecta las dos entradas del edificio, hace referencia a los pasajes propios del gótico. El proyecto ha corrido a cargo del estudio Mesura, que se inspira en el entono de los locales para construir ambientes con mucha personalidad.

La pieza central del restaurante es un banco de cerámica que se curva a lo largo de la pared, en un homenaje a la arquitectura modernista. La forma sinuosa no es gratuita, sino que se adapta a la forma humana para que los comensales circulen por el local de forma orgánica. A lo largo de la bóveda catalana, construida sobre el corredor interior, esta serie de formas orgánicas establecen un diálogo con la memoria de la ciudad. El resultado es un espacio fluido y abierto, en clara alusión a la cultura mediterránea.

Todos los muebles y la iluminación del restaurante son de Santa & Cole. Una decoración vanguardista para una carta que tiene una protagonista: la hamburguesa de carne de primerísima calidad.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?