Cócteles entre arte, así es la sugerente oferta de ocio del hotel ME Barcelona

El primer hotel de lujo de la marca ME by Meliá en la Ciudad Condal expone durante todo el mes de abril la instalación floral y lumínica del estudio de arquitectura Takk.

La instalación artística puede disfrutarse hasta el 30 de abril.

La instalación artística puede disfrutarse hasta el 30 de abril.

La coctelería Belbo Luma, situada en la terraza de la primera planta del recién abierto ME Barcelona, es el nuevo destino de moda en el que degustar combinados y sumergirse en una experiencia diferente. Hasta el próximo 30 de abril, en este espacio se expone la instalación floral y lumínica A Backyard Fireplace, concebida por el estudio de arquitectura barcelonés TAKK. Esta pieza consiste en un porche adornado con flores e iluminado con luces de colores que se inspira en la imponente Casa Batlló de Antoni Gaudí y sus elementos. Está abierta al público en horario de noche, sirve para conectar al público con el arte y el ambiente creativo de la ciudad de una manera orgánica y sensorial. "La instalación de ME Barcelona recupera las geometrías, colores y ornamento del modernismo catalán y genera un espacio de experimentación sensorial en torno a una chimenea producida artesanalmente", afirma el equipo de TAKK que, de manera efímera ha transformado el hotel en el corazón artístico de Barcelona.

La instalación lumínica integra el ADN del icono arquitectónico internacional Antoni Gaudí, a la vez que aúna tradición y vanguardia.

La instalación lumínica integra el ADN del icono arquitectónico internacional Antoni Gaudí, a la vez que aúna tradición y vanguardia.

En A Backyard Fireplace, los materiales naturales usados por Antoni Gaudí en sus edificios dan paso a lo sintético, pero sus artífices no han perdido de vista la esencia original y han mezclado técnicas artesanales con los procesos de vanguardia. Así, por ejemplo, la estructura exterior de la pieza se ha creado usando la tecnología de control numérico, combinada con una cubierta textil cosida a mano. En el interior, la pieza de TAKK está decorada con una selección de flores y elementos vegetales como homenaje a las estructuras botánicas tan presentes en el modernismo catalán. Un banco construido ad hoc invita a los asistentes a sentarse y vivir la instalación inmersiva, que gracias a la combinación de luz negra y LEDs tiene un aire tech y a la vez, onírico y meditativo.

Para la ocasión, Belbo ha ideado un plato y cóctel.

Para la ocasión, Belbo ha ideado un plato y cóctel.

Además, exclusivamente para la ocasión, Belbo Luma ha diseñado una propuesta gastronómica especial para acompañar la instalación ideada por los arquitectos Mireia Luzárraga y Alejandro Muiño. El menú diseñado en exclusiva tiene el nombre de 'Drac Nouveau' y está formado por un plato de degustación, tres propuestas de cócteles y tres 'bocados'. El lema de la carta, Deconstruir la tradición para crear vanguardia', va estrechamente ligado a la singular instalación a la cual homenajea, inspirada en la Casa Batlló de Gaudí. Sus creadores buscan desarrollar una arquitectura basada tanto en la naturaleza, como en la cultura en el marco contemporáneo.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?