Can Domo en Ibiza, el hotel de espíritu mediterráneo que estábamos esperando

Con agricultura tradicional ibicenca, este establecimiento único se ubica en un edificio del siglo XVIII. La decoración de Can Domo está firmada por la interiorista Virginia Nieto. Lo recorremos.

El nuevo hotel de Ibiza ofrece la calma mediterránea más pura y placentera.

El nuevo hotel de Ibiza ofrece la calma mediterránea más pura y placentera.

Ibiza es uno de los destinos estrella, especialmente durante la temporada estival. Por eso la oferta hotelera en la isla no deja de crecer y para engrosar la lista acaba de abrir sus puertas Can Domo, un agroturismo ubicado en un edificio del siglo XVIII que se asienta en la tranquila zona de Santa Eulària des Riu, a 10 minutos en coche de cala Llonga.

La interiorista Virginia Nieto ha sido la encargada de todo el proyecto de decoración del hotel.

La interiorista Virginia Nieto ha sido la encargada de todo el proyecto de decoración del hotel.

Can Domo ofrece diez habitaciones independientes y cada una es diferente y cuenta con piezas artesanales y terraza privada. En las estancias, con el sello de la afamada interiorista Virginia Nieto, predomina el color blanco propio de la isla y los materiales naturales con los que ha conseguido un estilo ibicenco renovado. El verde grisáceo que hace referencia al aceite y los tonos neutros como el gris, blanco, beige o marrón destacan en la paleta cromática

La sencillez, la discreción y la privacidad no faltan en este establecimiento balear.

La sencillez, la discreción y la privacidad no faltan en este establecimiento balear.

Este enclave ibicenco está ubicado en mitad de la naturaleza en una finca de 15 hectáreas donde crecen buganvillas, jazmín y olivos con los que se produce aceite ecológico con sabor afrutado que se puede disfrutar en los platos del restaurante del hotel, que cuenta con dos Soles en la Guía Repsol gracias a su propuesta gastronómica que ofrece una comida mediterránea con un toque francés y asiático.

Entre los rincones del hotel está el Domo, una antigua fresquera del siglo XVIII, convertida en espacio de meditación o masajes.

Entre los rincones del hotel está el Domo, una antigua fresquera del siglo XVIII, convertida en espacio de meditación o masajes.

Este agroturismo es el segundo alojamiento de los dueños de Can Tres, en Formentera, y sigue el mismo espíritu relajado inspirado en el Mediterráneo, donde la discreción y la privacidad priman. Entre sus atractivos está el Domo, una antigua fresquera del siglo XVIII que se ha convertido en el lugar de meditación o masajes.

El hotel cuenta con una piscina rodeada de naturaleza y con unas vistas dominantes a la vegetación.

El hotel cuenta con una piscina rodeada de naturaleza y con unas vistas dominantes a la vegetación.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?