Cactus de interior: los trucos para que duren toda la vida

Sus formas escultóricas triunfan en nuestras casas modernas y, además, son muy fáciles de cuidar. Presta atención al riego y a la luz y conseguirás que vivan muchos años.

Son un imán de likes en las redes sociales y aparecen en todos los salones y dormitorios de Internet. Con sus formas escultóricas, sus variados tamaños que encajan en cualquier espacio y los sencillos cuidados que requieren, los cactus están entre las plantas más demandadas para el interior. No requieren de mucha agua, así que se coronan como las especies perfectas para las personas olvidadizas y para quienes se consideran con poca mano para las plantas. Si quieres presumir de una casa propia de Pinterest en la que no falta tu saludable cactus, toma nota de estos consejos para mantenerlos en perfecto estado:

1 / 6
cactus en estantería

Luz tamizada

Aunque la gran mayoría de las especies pueden tolerar e incluso les gusta el sol y el calor, conviene no colocar los cactus a pleno sol. Escoge para ellos un lugar donde la planta reciba suficiente luz natural durante unas horas. Las ubicaciones orientadas al este o al oeste son las mejores.

cactus en ventana

Sin corrientes

A los cactus les gusta el calor, así que asegúrate de que, especialmente en invierno, no estén expuestos a corrientes frías.

cactus deco

Riega con moderación

Puesto que los cactus pueden almacenar agua durante mucho tiempo, no sigas con ellos las mismas pautas que con otras plantas de interior ya que pueden tolerar bien los períodos secos de unas pocas semanas. Como regla general, humedece el sustrato cuando la tierra está completamente seca. En caso de duda, es mejor regar muy poco que con demasiada frecuencia. Demasiada humedad es potencialmente mortal para los cactus.

cactus en cámara

Alimento extra

Si quieres que luzcan lustrosos, puedes abonarlos con un fertilizante específico para este tipo de plantas durante los meses de primavera.

cactus en mesa

Temperatura estable

Durante el invierno no deben estar en habitaciones muy caldeadas ya que temperaturas por encima de 20ºC evitarían que se produjera el reposo invernal, que resulta imprescindible para el correcto desarrollo de los cactus. 

cactus en maceta

Macetas de barro

Si el cactus deja de crecer, adquiere un color feo o salen las raíces por los agujeros de drenaje, significa que es necesario trasplantarlo. La nueva maceta tiene que ser mayor que la anterior y preferiblemente que sea de barro. En el fondo de la maceta se coloca una capa de drenaje (tierra volcánica, arlita o gravilla) y una capa de tierra para cactus.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?