Los Nidos, las viviendas vacacionales (hechas a mano) que se encuentran en Namibia

Te garantizamos que esta colección de casas, realizadas por el arquitecto Porky Hefer, no se parece a ningún escondite aislado que haya visto antes.

La propuesta, de formas orgánicas y sinuosas, está en el Namib Tsaris Conservancy, en un remoto valle del desierto de Namibia, en el sur de África. Junto con su poco convencional estructura laberíntica, también hay una piscina, un helipuerto, un cine, un chef local y un mayordomo para ayudar a que la estancia sea lo más cómoda posible.

La arquitectura se funde perfectamente con el paisaje.

La arquitectura se funde perfectamente con el paisaje.

Si eso no fuera suficiente para convencerte, tal vez los hermosos animales nativos que vagan libremente lo hagan... Esta escapada de vacaciones fusiona el lujo con la arquitectura vernácula completamente fuera de red.

La complejidad viene porqué Hefer, un diseñador sudafricano, famoso por sus muebles hechos a mano, nunca antes había diseñado una casa. A la lista de desafíos se añade el extremo aislamiento del lugar, al que sólo se puede llegar por un camino de tierra, cuyos últimos 28 Km. requieren un vehículo 4×4 o un tractor. No es exactamente el espacio ideal para que ocurra una construcción compleja. Sin embargo, a pesar de estos obstáculos y de la extraña ocasión en que los babuinos desmantelaron cualquier progreso estructural, los "Nidos" cobraron vida.

Destacan los tonos terracota en un respeto absoluto hacía la tierra.

Destacan los tonos terracota en un respeto absoluto hacía la tierra.

Los "Nidos" se mezclan perfectamente con el entorno, su textura de paja parece crecer directamente de las montañas rocosas detrás de ellos. Un esqueleto de marcos de acero doblados a mano soportan las paredes de piedra y los exteriores de paja. Los juncos cosechados de forma sostenible crean un interior cálido y acogedor para los ocupantes, cuya experiencia sólo puede compararse con el interior de una cueva.

La vista desde arriba es espectacular.

La vista desde arriba es espectacular.

Sólo la piedra fría ha sido reemplazada por muebles de cuero realizados a medida y dormitorios empapados de sol. La estructura laberíntica de las viviendas se inspira en los nidos de los sociables pájaros tejedores locales, sus eficientes técnicas de planificación se reflejan en la disposición de los espacios.

La entrada al hall es simplemente majestuosa.

La entrada al hall es simplemente majestuosa.

Las áreas comunes de vivienda son de gran tamaño y están elevadas del suelo, permitiendo que las brisas frescas mantengan temperaturas confortables durante los días calurosos. Por su parte, las habitaciones están diseñadas para retener el calor durante las noches más frescas.

El tamaño de las habitaciones es ideal para todo lo que contienen, los metros adicionales se emplean en otras estancias.

El tamaño de las habitaciones es ideal para todo lo que contienen, los metros adicionales se emplean en otras estancias.

Todo el proyecto se construyó en colaboración con artesanos locales con materiales acordes con el estilo tradicional de la zona. La villa está totalmente fuera de la red, con su suministro de agua individual y su compleja unidad de energía solar. Se demuestra, así, que los sistemas de lujo y ambientalmente responsables pueden absolutamente coexistir en el mundo del diseño. Desde aquí, aplaudimos la capacidad de Hefer para crear una experiencia cultural completamente inmersiva.

La sostenibilidad fue el valor predominante a la hora de encarar el proyecto.

La sostenibilidad fue el valor predominante a la hora de encarar el proyecto.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?