Por qué este hotel se ha puesto de moda para despedir 2019

Monsier Didot se emplaza en un maravilloso edificio neoclásico en la capital griega que ha sido restaurado por manos artesanas, conservando el espíritu tradicional e introduciendo gestos contemporáneos.

1 / 18
hotel-boutique-monsieur-didot-puerta-de-entrada

La entrada al hotel Monsier Didiot es una declaración de intenciones. Escaleras de mármol y una puerta con filigranas que remiten a su pasado neoclásico.

boutique-hotel-monsieur-didot-atenas-escaleras

Una elegante escalera de madera da acceso al primer piso, donde se encuentran tres habitaciones que se pueden combinar en un pequeño apartamento.

monsieur-didot-hotel-en-Atenas-recepcion

En la recepción 'habita' una aparador que recibe al visitante con una colección de plantas. Una bienvenida la mar de natural.

hotel-monsieur-Atenas-rincon-de-lectura

El uso de materiales naturales como la madera, el mármol y el yeso impregna el espacio de autenticidad.

hotel-boutique-monsieur-didiot-suite

El suelo de parqué da continuidad a los diferentes espacios de la 'suite'. El color blanco, presente en paredes y techos, muebles y pequeños complementos, cumple la misma función.

monsieur-didot-boutique-hotel-Atenas-chimenea

Manos artesanas han trabajado durante meses para conservar los detalles neoclásicos que venían 'de serie' con el edificio.

hotel-boutique-monsieur-didiot-cuadro-Atenas

La decoración aporta frescura y contemporaneidad. Una mirada moderna que no renuncia a su pasado glorioso.

monsieur didot boutique hotel atenas-lampara-cama

En vez de recurrir a sofisticadas lámparas de araña, se ha optado por modelos modernos y sencillos.

monsieur-didot-habitacion-con-chimenea

Si el auténtico monsieur Didot levantara la cabeza, se sentiría como en casa por toda la colección de libros, fotografías y grabados que contiene el hotel.

hotel-boutique-monsieur-didiot-terraza

La terraza invita a disfrutar del tiempo de ocio al aire libre, contagiándose del pulso de una ciudad eterna a la que siempre apetece volver.

boutique-monsieur-hotel-en-Atenas-terraza-cubierta

El baño cuenta con una pared acristalada que permite a la luz natural colarse por todos los rincones, embelleciéndolos aún más, si cabe.

hotel-boutique-monsieur-didiot-en-Atenas-habitacion

El cabecero de la cama es una estantería de obra sobra la que descansan objetos decorativos y libros imprimidos por la familia Didot.

hotel-boutique-monsieur-didot-Atenas-habitacion-perchero

La ropa forma parte de la decoración de la habitación gracias a un vestidor abierto realizado con madera de fresno.

web-hotel-boutique-monsieur-didot-Atenas-terraza-interior-lavamanos

Sobre el lavamanos de mármol estalla la luz natural procedente de los grandes ventanales que se han abierto en la pared y que le dan una gran personalidad al espacio.

f18 monsieur didot boutique hotel athens greece photo ioanna roufopoulou yatzer

La terraza tiene un pequeño jardín y mobiliario sencillo y con encanto. Un espacio para desconectar.

Hotel monsieur didot atenas suite

Las estanterías están decoradas como si el intelectual Monsieur Didot se acabara de ir o estuviera a punto de llegar.

hotel boutique monsieur didot dormitorio

Los elementos decorativos como jarrones y lámparas son del mismo blanco que las paredes y los marcos de las ventanas, ofreciendo una atmósfera muy honesta.

hotel boutique  mosieur didot atenas mesa, sofa y cuadros

En el Monsieur Didot encontramos espcios para descansar y relajarse tan encantadores como este.

El nombre del hotel, Monsieur Didot, es un homenaje a la familia de impresores, editores y fundadores tipográficos Didot, que empezaron su andadura en Francia allá por el siglo XVIII. La misma calle Didotou, donde se encuentra el hotel, lleva el nombre de Ambroise Firmin Didot, uno de los primeros empresarios en poner una imprenta en Grecia y cuya imagen ha inspirado el logotipo del hotel.

La tipografía neoclásica homónima de la familia abunda en las publicaciones del siglo XVII, especialmente en los textos de Voltaire de Adamantios Korais, erudito que tuvo un papel principal en la Ilustración griega. Estos textos son muy populares en Grecia aún hoy, así que el nombre del hotel se convierte en una especie de puente entre el pasado neoclásico y el presente bullicioso del país.

El interiorismo es un ejercicio de respeto hacia el edificio neoclásico. Molduras decorativas, repisas de mármol adornadas y suelos de parqué cuidadosamente restaurados gracias a las habilidades de un equipo de artesanos. El pasado aristocrático del edificio combina con la sofisticación moderada de detalles colgantes únicos, lámparas de cerámica artesanales y muebles a medida inspirados en el modernismo de mediados de siglo y el minimalismo contemporáneo. El uso de materiales naturales como la madera, el mármol y el yeso impregna el espacio de autenticidad.

La residencia cuenta con dos suites en la planta baja, tres habitaciones en el primer piso que se pueden combinar en un pequeño apartamento y una habitación adicional en el segundo piso que cuenta con una terraza acristalada. La recepción del hotel también merece una mención, con un aparador con plantas en su interior.

La gran cantidad de libros pinturas y grabados que atesora el hotel dan la impresión de estar en el refugio de un intelectual. En este sentido, la personalidad de monsieur Didot está muy presente en todas las habitaciones, dando la bienvenida a los huéspedes a su preciada casa.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?