Mirenchu Beascoechea lleva el Mediterráneo a la mesa

La diseñadora mallorquina crea a mano vajillas de vidrio y cerámica en las que combina las técnicas milenarias con el diseño contemporáneo

David Quesada

La colección Ola la forman platos y bandejas de simetría irregular y carácter expresionista con una aguada en color cobalto.

La colección Ola la forman platos y bandejas de simetría irregular y carácter expresionista con una aguada en color cobalto.

La diseñadora Mirenchu Beascoechea, formada en Empresariales y Diseño de Moda y becada en el prestigioso Instituto Marangoni de Milán, inició una provechosa carrera en el mundo de la moda y el calzado colaborando con firmas como Yanko, Timberland y Sybilla. Pero su inquietud artística le llevó a dar hace casi 20 años un giro radical en su actividad profesional y creativa. Y encontró un nuevo territorio de expresión en el mundo de la cerámica y el vidrio.

Sus creaciones son el fruto de la inmersión en técnicas manuales de milenaria tradición en Mallorca, a los que ella aplica una mirada contemporánea

Sus creaciones son el fruto de la inmersión en técnicas manuales de milenaria tradición en Mallorca, a los que ella aplica una mirada contemporánea

Esta apasionada de los procesos artesanales y del concepto de Km 0 encuentra su fuente de inspiración en el mundo natural con todos sus matices de colores, texturas, luces y sombras, que ella materializa y transmite en creaciones cargadas de delicadeza y elegancia. Su producción es limitada porque realiza ella misma cada objeto de manera artesanal, y se centra prácticamente en sus propias líneas de vajillas y objetos decorativos, así como en colaboraciones para proyectos de arquitectura interior. Los nombres de sus colecciones –Mar, Alba, Trazas de mar, Terra, Coral, Ola...– no dejan lugar a dudas de esa profunda conexión con la Naturaleza y, más concretamente, con el Mediterráneo y su paleta cromática.

La colección Trazas de Mar se inspira en las formas orgánicas y en la paleta cromática de los fondos marinos de su isla natal.

La colección Trazas de Mar se inspira en las formas orgánicas y en la paleta cromática de los fondos marinos de su isla natal.

En sus vajillas, la diseñadora mallorquina emplea el vidrio flotado en doble capa e introduce el esmalte entre ambas. A pesar de la apariencia liviana y delicada de cada pieza, todas ellas son resistentes y pueden utilizarse de forma cotidiana. No en vano, Mirenchu también colabora con grandes chefs de la isla para diseñar piezas exclusivas y personalizadas que ayudan a ensalzar sus distintas recetas.

Para las piezas decorativas utiliza vidrio catedral (Murano) cuya extraordinaria calidad les proporciona unas cualidades de transparencia y color fuera de lo común. Mirenchu ha diseñado también una vajilla de cerámica específicamente creada para ser combinada con sus platos de vidrio, logrando así infinitas combinaciones de material y colorido.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?