Una pieza inédita de Børge Mogensen

Carl Hansen & Søn reedita la Contour Chair del diseñador danés, una silla realizada en madera contrachapada.

Rocío García

Carl Hansen & Søn vuelve a fabricar la Contour Chair que Børge Mogensen diseñó en 1942.

Carl Hansen & Søn vuelve a fabricar la Contour Chair que Børge Mogensen diseñó en 1942.

En 1949 Børge Mogensen presentó por primera vez en la Cabinetmaker's Guild Furniture, celebrada en Copenhague, la silla Contour. Un ejemplo perfecto de que un buen diseñador es capaz de hacer maravillas si cuenta con materiales que lo permitan.

Influenciado por los Eames, Mogensen decidió dejar de lado la madera maciza y comenzar a experimentar con las chapas prensadas. Este cambio permitió al maestro liberar su faceta más expresiva con formas redondeadas y superficies curvadas, creando de esta forma piezas con carácter y expresivas que derrochan elegancia.

Børge Mogensen (1914-1972) fue uno de los maestros del diseño danés.

Børge Mogensen (1914-1972) fue uno de los maestros del diseño danés.

El éxito no fue inmediato, si bien fue elogiado por la firma, sólo se fabricaron algunas unidades, la mayor parte de las cuales se encontraron en el hogar del diseñador. Los muebles Hunting y la Contour Chair marcaron un cambio en la obra del danés, por lo que la reedición que presenta Carl Hansen & Søn en el Salone de Milán seguro que entusiasma a los amantes del diseño danés. En palabras de Knud Erik Hansen, director ejecutivo de la firma, "la escultural Contour Chair destaca visual y materialmente por encima de muchos de los primeros diseños de muebles de Mogensen, pero también se caracteriza por presentar una serie de detalles típicos de Mogensen, como son el ensamblaje de caja y las juntas en espiga que se complementan con cuñas de madera en contraste, que también utiliza en su Hunting Table. Estos detalles reflejan su enfoque de tecnología probada para el diseño, con la artesanía siempre en el corazón".

El respaldo inclinado de la silla es una de sus señas de identidad.

El respaldo inclinado de la silla es una de sus señas de identidad.

La silla se fabrica en roble, nogal y en una combinación de ambas maderas, todas ellas ensambladas a la caja y con juntas de espiga completadas con cuñas de madera para contrastar. La única modificación que la firma ha hecho sobre el diseño original es tapizar el asiento para mayor confort. "Los cortes del respaldo son decorativos, pero también necesarios para doblar la chapa y darle la forma correcta. El respaldo redondeado también permite diferentes posturas al sentarse. El sillón es relativamente bajo, lo que le aporta una estética calmada y relajada. De esta manera, Mogensen consiguió crear con éxito un sillón relativamente pequeño que, sin embargo, es muy cómodo”, explica Knud Erik Hansen.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?