Macetas en la niebla

El berlinés Studio Rem crea los maceteros Nebl, una oda a las mañanas brumosas

Ana Bermejillo

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Niebla: Si hay algo otoñal, melancólico, poético y profundamente alemán, es la pegajosa bruma matutina, un fenómeno que, según el diseñador Michael Rem, evoca tranquilidad irremisiblemente. Como pequeño homenaje a las húmedas y un poco irreales mañanas de otoño, y para encapsular el paisaje de neblina y trasladarlo también al interior, su estudio ha diseñado los maceteros Nebl (precisamente niebla en alemán).

Se componen de dos partes, una base de cerámica donde descansa la planta y un fanal de cristal opalino, soplado artesanalmente y con una apertura circular en su tope, que “captura”, siempre figuradamente, la niebla. La base se propone en distintas alturas y con un acabado en diversos colores neutros como el blanco, gris y negro, que acentúan la discreción.

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Nebl, según Studio Rem, condensa así no solo la bruma, sino toda la personalidad de un proyecto “cauto, minimalista, pero también altamente emocional, cálido… que pretende ser sentido, con profundidad, y no solo visto, que pretende transmitir historias”. Caminando entre estos poéticos maceteros, “uno puede abstraerse e imaginarse caminando en medio de una mañana de niebla, con el aire fresco llenando los pulmones, con la sensación de soledad que imprime el no ver apenas en torno a nosotros mismos”, asegura su creador, siempre preocupado por el storytelling de sus creaciones.

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Maceteros Nebl, por Studio Rem

Cita así el poema de Hesse: “extraño, que caminas entre la niebla, cada arbusto, cada piedra a solas, ningún árbol ve al siguiente, cada uno está solo”. Un aire de misterio, exotismo, un toque tropical y a la vez un tono profundamente discreto y sutil, compacto y simple, caracteriza estas piezas, tan intuitivas como innovadoras en su propuesta estética.

Michael Rem, creador de Studio Rem

Michael Rem, creador de Studio Rem

No se producen con una máquina de niebla sino que evocan la atmósfera nebulosa gracias al tratamiento del cristal. En cuando al fanal puede ajustarse a dos alturas, ya que tiene dos aperturas, más baja o más alta, que permiten adecuarse al crecimiento de la planta. El estudio alemán Rem, que encabeza Michael Rem, aboga siempre por enfocar creativamente la empatía y las emociones en sus propuestas. “No nos interesan las tendencias, sino los descubrimientos más elementales, las historias que vamos encontrando por el camino, que transcurre por días de niebla”

Loading...