Ikea también amuebla a tu mascota

La nueva colección Lurvig incluye más de 30 objetos para disfrutar de la compañía de nuestros mejores amigos en buena armonía deco.

Lola Márquez

1 / 10
ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147898.

1 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147902.

2 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147899.

3 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147904.

4 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147900.

5 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147907.

6 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147905.

7 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147914.

8 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph147916.

9 / 10

Colección Lurvig, de Ikea.

ikea-coleccion-lurvig-2018-ph148018.

10 / 10

La colección Lurvig ha sido creada por Inma Bermúdez, la única diseñadora española que colabora habitualmente con Ikea.

No podemos decir que nos sorprenda (la moda pet friendly es una constante hoy en día), pero la nueva idea de Ikea sí que nos alegra porque nos permite integrar los productos para nuestras mascotas en nuestras estancias, sin que peligre nuestro estilismo y diseño deco. Lurvig, a la venta el 5 de octubre, está formada por más de 30 piezas, que incluyen comederos, correos, camitas, transportines, juguetes, casas para gatos… Un "universo animal" ideado por Inma Bermúdez (la única creadora española en "nómina" de la firma sueca), junto a expertos veterinarios, que hace realidad un deseo de la diseñadora: productos buenos a un precio asequible.

Porque lo que diferencia a esta colección de otras es que no solo es bonita (que lo es) sino que, además, es casi imposible que no le guste a tu perro o gato, ya que lejos de ‘humanizarlos’, está diseñada desde la perspectiva de los animales: “Nuestras mascotas tienen su propia personalidad, pero tienen cinco cosas en común: les encanta dormir, comer, jugar y hacer ejercicio, además de estar cerca de nosotros. Así que estos comportamientos han sido lo primero en lo que hemos pensado, a la hora de diseñar estos productos”, señala Bermúdez. Como muestra, el cojín para mascotas (el orgullo de la diseñadora), que debe llenarse con ropa, sábanas o toallas viejas, para que tenga un olor familiar.

Productos funcionales que buscan también concienciar: “Comparto mi vida con tres perros y tengo la sensación de que ellos me pueden traer de vuelta realmente al momento presente. Cuando pasamos tiempo juntos, mi mente está más libre y las preocupaciones y el estrés desaparecen. Me encantaría que esta colección inspirara a las personas a pasar más tiempo de calidad con sus mascotas”, apunta la autora.

Loading...