Bloomsbury, la nueva colección textil de Güell Lamadrid

Creada por el estudio de decoración Melián Randolph, se inspira en la atmósfera en torno al círculo de Virginia Woolf

Juanito Jones

Colección Bloomsbury de Güell-Lamadrid.

Colección Bloomsbury de Güell-Lamadrid.

Virginia Woolf decía que “los libros son el reflejo del alma”. En el caso de Bloomsbury, la nueva colección de Güell-Lamadrid desarrollada en colaboración con las interioristas Sylvia y Victoria Melián Randolph, el reflejo del alma, sin duda, son sus telas.

Bloomsbury es una colección que mezcla estampados, texturas y diferentes fibras naturales que toma su nombre del grupo Bloomsbury, influyente círculo de librepensadores británicos de principios del siglo pasado donde confluían escritores, artistas, intelectuales, filósofos y críticos de arte; incluía a Virginia Woolf, Duncan Grant, Lytton Strachey y Cora Carrington, entre otros. Vivían cerca de Bloomsbury (Londres) y sus principales objetivos de la vida eran el amor, la creación y disfrute de la experiencia estética y la búsqueda del conocimiento. Eran transgresores y atrevidos, rompiendo con el estilo tradicional victoriano a través del eclecticismo estilístico, innovando en las formas de expresión y atreviéndose con el color, el arte y la luz.

Cojín confeccionado con tela de la colección Bloomsbury de Güell-Lamadrid

Cojín confeccionado con tela de la colección Bloomsbury de Güell-Lamadrid

Precisamente una de las señas de identidad de Melián Randolph, el estudio de interiores de Sylvia y Victoria, es su estilo colorido, luminoso y ecléctico, algo que hace que en esta colección haya “algo para cada persona”. Representadas por cuatro familias de color: rojos y verdes, marrones y azules, rojos y azules y grises y topos, la colección consta de siete telas cuyos nombres se inspiran en algunos de los nombres propios, ya mencionados, del grupo Bloomsbury.

Virginia, de algodón/lino de base, es el estampado principal de la colección. Su nombre, que hace referencia a la famosa escritora, se desarrolló a partir de un dibujo original del siglo XIV y está formado por motivos naturales y animales: pájaros, flores, venados; Hogarth, por Hogarth Press, la editorial de Virginia Woolf, es un dibujo Paisley estampado imitando un Jacquard sobre tejido de algodón/lino disponible en las cuatro combinaciones de color; o Duncan, por el pintor escocés Duncan Grant, perfecta para tapizar ya que se trata de una tela aterciopelada con efecto ikat. Completa la colección Vita, Carrington, Lytton y Dora.

La colección se compone de cuatro familias de colores.

La colección se compone de cuatro familias de colores.

Preguntándose por la vida, Virginia Woolf dijo que “la gran revelación nunca llegó, lo que llegó fueron unos pequeños milagros diarios”. Sin duda esta colección, realizada con mucho conocimiento y amor por la creación y el disfrute de la experiencia estética, es uno de esos pequeños milagros diarios.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?