Un barco que se pilota como un coche

Peugeot lleva el puesto de conducción i-Cockpit® al mundo de la navegación de recreo

David Quesada

El Sea Drive Concept, realizado por el Peugeot Design Lab, lleva el manejo digital y conectado propio de los coches al mundo de la navegación.

Presente ya en más de cuatro millones de vehículos de la marca, el Peugeot i-Cockpit® se ha convertido en uno de los rasgos del ADN del fabricante francés de automóviles. Se trata de un puesto de conducción de diseño futurista caracterizado por el volante compacto que permite colocar la instrumentación digital de forma que se pierda menos vista de la carretera. Los lumbreras del Peugeot Design Lab pensaron que este puesto de conducción era perfectamente trasladable al mundo de la navegación marítima y, ni cortos ni perezosos, se aliaron con la firma Bénéteau, líder mundial en embarcaciones de recreo. El fruto es Sea Drive Concept, un prototipo que conjuga el manejo intuitivo y natural del Peugeot i-Cockpit® con la tecnología conectada Ship Control®, desarrollada por Bénéteau.

La innovación tecnológica se combina con la calidad de acabados y la elección de materiales basados en la gama GT de Peugeot: cuero napa, pespuntes de color cobrizo, toques cromados y satinados...

Desde el primer vistazo, puede apreciarse que este prototipo tiene los componentes característicos de un Peugeot i-Cockpit®. Cuenta con el volante compacto, cuyo tamaño asegura maniobrabilidad y comodidad. También está presente la gran pantalla táctil de 17 pulgadas que, además de ser el punto de entrada para la interfaz Ship Control®, permite un acceso inmediato e intuitivo a las funciones electrónicas del barco. Como en los coches Peugeot equipados con el i-Cockpit®, los principales datos de navegación aparecen en el eje de visión del piloto. En este caso, una tablet desmontable cumple las funciones del cuadro de instrumentos en un automóvil.

En cuanto a la interfaz Ship Control®, alía sencillez y universalidad agrupando todas las informaciones útiles a bordo. A través de esta tecnología se pueden controlar funciones muy diversas como la iluminación a bordo (distribución, intensidad), la climatización, la navegación (velocidad, corriente, profundidad, itinerario, dirección, posición), el control del nivel de las baterías y los depósitos de combustible, el sistema HiFi o el régimen y velocidad de los motores. Al ser posible conectar localmente varias tablets al interfaz, cada miembro de la tripulación puede acceder a todas las funciones.

Loading...