60 años de la Spanish Chair de Børge Mogensen

La firma Fredericia lanza una edición especial para celebrar este icono inmortal, diseñada por el nieto del creador danés, Rasmus Mogensen

1 / 5
spanish chair borge mogensen 01. La inspiración para crear la Spanish Chair le vino a Børge de un viaje por España a finales de los años cincuenta

1 / 5

La inspiración para crear la Spanish Chair le vino a Børge de un viaje por España a finales de los años cincuenta

spanish chair borge mogensen 02. El diseño original evoca los antiguos muebles españoles

2 / 5

El diseño original evoca los antiguos muebles españoles

spanish chair rasmus mogensen. Rasmus Mogensen, nieto de Børge, ha creado una edición especial de aniversario

3 / 5

Rasmus Mogensen, nieto de Børge, ha creado una edición especial de aniversario

spanish chair borge mogensen 04. El nuevo diseño está acabado en roble enjabonado y cuero verde oliva

4 / 5

El nuevo diseño está acabado en roble enjabonado y cuero verde oliva

spanish chair borge mogensen 03. La Spanish Chair compendia la mejor tradición artesana del diseño nórdico

5 / 5

La Spanish Chair compendia la mejor tradición artesana del diseño nórdico

La ambición del diseñador danés Børge Mogensen (1914-1972) era crear muebles duraderos y útiles que enriquecieran la vida cotidiana de las personas. Mogensen creía que los muebles debían otorgar una sensación de tranquilidad y tener una apariencia modesta que animara a las personas a vivir sus vidas sin pretensiones.

La Spanish Chair, que vio la luz en 1958 tras un viaje con su familia por Andalucía, contiene todas esas premisas. A día de hoy se ha convertido en un asiento icónico, todavía producido por Fredericia, que fascina por su ejecución artesanal, su perdurabilidad y su indiscutible belleza. Inspirada en las antiguas sillas españolas, expresa el magistral sentido de los materiales y las proporciones del diseñador.

Mogensen eliminó los elaborados tallados de las piezas artesanas que tanto le fascinaron, pero mantuvo sus características más importantes: los anchos reposabrazos y la combinación de cuero y madera. Consiguió así destilar modernidad a partir de la tradición. Con ella, Mogensen demostró también que no necesitaba emplear acero o plástico para innovar. Y es que a lo largo de su vida el creador danés fue una de las voces más audaces en el debate crítico sobre el diseño de muebles.

Ahora, coincidiendo con el 60 aniversario del nacimiento de la icónica pieza, la propia Fredericia ha lanzado al mercado una edición especial en roble enjabonado y cuero verde oliva ideada nada más y nada menos que por el nieto de Børge, Rasmus Mogensen. Por mucho que pasen los años, esta silla sigue siendo una fuente de inspiración inacabable.

Loading...