Vuelta al cole: así se diseña la zona de estudio perfecta para tus hijos

Más espacio, más independencia y un ambiente más tranquilo suelen ser las peticiones más frecuentes de los jóvenes en relación a su zona de estudio.

Las habitaciones compartidas también cuentan con soluciones para que cada hermano tenga su propia zona de estudio.

Las habitaciones compartidas también cuentan con soluciones para que cada hermano tenga su propia zona de estudio. Foto: Eugeni Pons

Tus hijos crecen y sus necesidades cambian. Ya no necesitan amplios espacios de juego llenos de protectores y cestos para sus juguetes, ahora sus deseos van en otra dirección. Una habitación para ellos solos, una mesa más amplia con sitio para el ordenador, mucho almacenaje para los libros y el material escolar son algunas de sus peticiones más frecuentes.

Cada mes de septiembre supone un nuevo reto tanto para los padres como para los hijos. Independientemente de las dimensiones de cada habitación, proporcionarles un ambiente adecuado para el estudio es bastante sencillo si se tienen en cuenta una serie de factores. Para empezar, lo ideal es que su habitación esté ubicada en un lugar de la casa sin excesivo ruido a fin de que puedan concentrarse más fácilmente y reduzcan el número de distracciones.

Una zona de estudio debe contar con una mesa amplia en la que poder colocar el ordenador, libros, esquemas y todo lo que los estudiantes necesiten.

Una zona de estudio debe contar con una mesa amplia en la que poder colocar el ordenador, libros, esquemas y todo lo que los estudiantes necesiten. Foto: Eugeni Pons

Un buen lugar de estudio debe tener una mesa amplia con espacio suficiente para que tu hijo se encuentre cómodo y pueda concentrarse. Además, el ordenador es prácticamente imprescindible a partir de una edad con lo que hay que contar con él.

Por otro lado, una silla ergonómica le ayudará a mantener una postura correcta. La elección de la silla es muy personal así que, en caso de que sea posible, debería probarse antes. Asimismo, para que realmente sea eficaz debe estar regulada teniendo en cuenta la altura de la mesa.

Contar con dos puestos de estudio es muy útil ya que uno puede destinarse al uso del ordenador.

Contar con dos puestos de estudio es muy útil ya que uno puede destinarse al uso del ordenador. Foto: Eugeni Pons

La iluminación es un factor clave para no forzar la vista. Además de la luz natural y la del techo, hay que contar con al menos otra de apoyo como puede ser un flexo. Respecto a la colocación, debe estar situado a la izquierda si tu hijo es diestro o a la derecha en caso de que sea zurdo así evitarás que las sombras le entorpezcan.

Cajones, estanterías, un corcho o similar y una papelera conforman el resto de imprescindibles de esta zona del dormitorio de tu hijo.

Además de contar con espacio de almacenamiento y una mesa amplia, la zona de estudio también debe ser un reflejo de la personalidad de tus hijos, así se sentirán cómodos.

Además de contar con espacio de almacenamiento y una mesa amplia, la zona de estudio también debe ser un reflejo de la personalidad de tus hijos, así se sentirán cómodos. Foto: Ferrán Freixa

Aunque evidentemente tú tienes la última palabra, para que tus hijos se sientan cómodos es imprescindible hacerles partícipes de todo el proceso, al fin y al cabo se trata de su dormitorio.

Elegir la mesa juntos, que prueben la silla, escuchar sus peticiones respecto al almacenamiento y, por supuesto, ceder ante elementos como pósteres de sus artistas preferidos, son la clave para dar personalidad y crear la zona de estudio perfecta para ellos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?