Botanisk: La colección más verde de Ikea, hecha a mano

Macetas, cestos, complementos de jardinería... La edición limitada Botanisk de Ikea está realizada por 5.300 artesanos en un momento en el que se necesita sembrar esperanza

1 / 12
ikea-coleccion-botanisk-2020-PH168370. ikea-coleccion-botanisk-2020-fb

Si eres de los que no concibe una casa sin plantas y artesanía, Botanisk es la nueva colección de Ikea con todo lo que soñabas. Esta colección hecha a mano, que va desde kits de herramientas y macetas de barro hasta grandes cestas, no solo aporta un toque de diseño a la jardinería de interior, sino que crea puestos de trabajo en áreas geográficas que realmente lo necesitan. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167908. ikea-coleccion-botanisk-2020-arquitecturaydiseño

Lo mejor de todo es que no necesitas jardines ni balcones para disfrutar de la exuberancia de la naturaleza. Para tener una jungla en tu propio piso solo necesitas varias macetas y cambiar algunas plantas de sitio. Aunque cultivar verduras y monsteras es bueno para ti, también puede generar cierto desorden. Por suerte, puedes recurrir a la solución de almacenaje para herramientas Botanisk, entre otras, para organizar mejor tus sesiones de jardinería. Y todo ello en materiales naturales, agradables al tacto y cómodos de usar. El portaherramientas de tela cuesta 19 €. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167903-molde-maceta. ikea-coleccion-botanisk-2020-molde-maceta

Con este molde y unas hojas de periódico puedes crear macetas caseras para plantar semillas. Lo ha hecho la empresa rumana MBQ (Meşteshukar ButiQ), que proporciona sustento estable y un futuro esperanzador al pueblo gitano. El molde es de haya, un material natural duradero y suave y cuesta 15 €. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167925-bolsa-cultivo. ikea-coleccion-botanisk-2020-bolsa-cultivo

En esta bolsa puedes poner plantas o guardar desde paquetes de semillas hasta guantes o herramientas pequeñas de jardinería. Gracias a la pieza de plástico que se incluye, la bolsa queda más protegida y se convierte en impermeable. Dos resistentes asas de algodón y yute trenzado permiten moverlo cómodamente de sitio. Como es fácil de plegar y guardar, apenas ocupa espacio cuando no se usa. Vale 19 €. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167907-delantal. ikea-coleccion-botanisk-2020-delantal

Un delantal práctico y duradero perfecto para plantar o cocinar a la parrilla. Lo han hecho mujeres artesanas de Jordania, un país atestado de refugiados que huyen de la guerra, como parte de un proyecto destinado a proporcionarles un sustento estable. Es de yute y algodón, dos materiales resistentes y duraderos. Lleva una trabilla perfecta para colgar un trapo o un utensilio, así como bolsillos muy prácticos para guardar herramientas de jardinería y accesorios varios. Su precio, 17 €.

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167919-colgador-macetas. ikea-coleccion-botanisk-2020-colgador-macetas

Este producto lo ha hecho en India la empresa Ramesh Flowers, que proporciona un sustento estable a mujeres artesanas y sus familias. Este soporte para macetas cuesta 5 € y está en la línea de las tendencias que apuntan hacia lo natural, artesano y estilo boho chic. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167926-macetero. ikea-coleccion-botanisk-2020-macetero-fibras-naturales

Este macetero realizado con fibras de platanera cuesta 25 €. Esta pieza es ideal tanto para poner plantas como para guardar cosas o incluso para usarlo de papelera. Las resistentes asas, hechas con el mismo material y estilo de la maceta, permiten levantarla y moverla con facilidad. Las variaciones de color son una característica natural de las fibras de bananero y dan al macetero un aspecto único.

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167931-alfombra. ikea-coleccion-botanisk-2020-alfombra-artesanal

Esta alfombra fina y ligera está confeccionada con material de desecho procedente de la producción de fibra de banana. Hecha a mano por expertos artesanos de Tamil Nadu, en el sur de India, usa el protector antideslizante STOPP FILT, que puede usarse sobre todo tipo de suelos, incluso con calefacción radiante. Su precio, 29 €. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167904-macetas. ikea-coleccion-botanisk-2020-macetas

Tener plantas en casa es más que una tendencia decorativa. La necesidad de tener un trocito de naturaleza en nuestros interiores cada vez es más imperante. Ikea ha querido dar una vuelta de tuerca más a esta demanda, proporcionando unos productos con un diseño moderno y elegante, con el plus de que son piezas únicas realizadas por familias que necesitan sustento. Así que gracias a Botanisk podemos tener en casa obras exclusivas a precios democráticos. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167922-maceta-colgante. ikea-coleccion-botanisk-2020-maceta-colgante

Hojas de las que brotan puestos de trabajo

"Lo hemos diseñado con una costurera india experta en el bordado. Cuando le explicamos nuestra propuesta general, se le ocurrieron ideas maravillosas para las hojas". Paulin Machado, diseñadora de Ikea. El macetero colgante cuesta 9 €. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167921-macetero. ikea-coleccion-botanisk-2020-macetero

Las variaciones de color son una característica natural de las fibras de bananero y dan a los maceteros de esta serie un aspecto único. Es perfecto para cuando quieras rodearte de plantas que te hagan sentir mejor y le den un toque cálido y alegre a tu hogar. Cuesta 9 €. 

ikea-coleccion-botanisk-2020-PH167920-macetero. ikea-coleccion-botanisk-2020-macetero

Gracias al interior vidriado, esta maceta es impermeable. Hecha a mano por expertos artesanos de Doi Tung, en Tailandia, la cocción aporta a cada maceta de terracota un color y un aspecto únicos. Cuesta 15 €. 

La colección Botanisk se ha creado en colaboración con seis emprendedores sociales de la India, Tailandia, Jordania y Rumanía. Todos tienen ideas empresariales basadas en crear puestos de trabajo en áreas geográficas que realmente lo necesitan, y para las personas que más lo necesitan.

En la actualidad, Ikea colabora con 27 emprendedores sociales en 15 países de todo el mundo, aunque el número no deja de aumentar. Esto supone 19.800 puestos de trabajo, 5.300 de artesanos y 14.500 de productores agrícolas a pequeña escala. El efecto multiplicador mejora la vida de 140.000 familias.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?