No busques más: esta es la manta perfecta para acurrucarte en el sofá

Materiales naturales, tonos tierra y tamaños ‘oversize’ son algunas de las recomendaciones de los expertos en interiorismo para acertar en la elección de la manta perfecta.

En invierno triunfan tejidos acogedores como la lana, una opción perfecta cuando necesitas un poco de calor adicional.

En invierno triunfan tejidos acogedores como la lana, una opción perfecta cuando necesitas un poco de calor adicional.

El invierno nos encanta por su silencio y porque con sus días lluviosos y fríos nos dan la excusa perfecta para quedarnos en casa, leyendo un buen libro, sofá y manta mediante. Este rectángulo de tela puede convertirse en nuestro verdadero amigo, en el compañero ideal y fiel del sofá, cuando lo que buscamos es sentirnos arropados mientras vemos nuestra serie favorita o disfrutamos de una siesta. Tampoco hay que olvidar que son un versátil elemento decorativo, con lo que su elección debe hacerse con cuidado. Según María Odena Studio, "El diseño perfecto de una manta o plaid debe tener la combinación de fibras o tejidos naturales, ecológicos o sostenibles con un aspecto contemporáneo, moderno y armonioso". ¿Cómo elegir un diseño bonito y versátil? Te damos algunas ideas para acertar de pleno:

Manta de lana de Nordic Nest.

Manta de lana de Nordic Nest. Foto: Nordic Nest

Escoge texturas naturales

Las mantas de sofá no solo son para el otoño o invierno. En cualquier estación del año (especialmente en el norte) puedes incorporar una manta en la zona de estar, aunque su utilidad es clave especialmente durante los meses de otoño e invierno. Lo importante es cambiar la textura, porque también lo hacen las sensaciones. Por eso, el acabado de un producto con una composición invernal debe ser diferente que el de un plaid liviano que viste el salón a partir del mes de abril. Para los meses cálidos el algodón es un tejido ideal por ser suave y transpirable. Y durante el invierno triunfan tejidos acogedores como la lana, una opción perfecta cuando necesitas un poco de calor adicional. Además, son transpirables, por lo que son buenas para absorber la humedad. Según María Odena, los materiales naturales "como el lino, la lana de yak o de alpaca y el cashmere son los favoritos". Dependiendo de dónde vivas y la temperatura que suelas tener en casa, decide antes de lanzarte a comprar si quieres una manta que dé calor o que sólo de la sensación reconfortante de estar abrigado. Y compra en consecuencia.

Tejidos fáciles de limpiar

Si va a ser usada a diario o si hay niños en casa es probable que se manche con más frecuencia de la deseada. En ese caso, conviene evitar tejidos y tamaños que obliguen a llevarla a la tintorería y apuesta por un modelo fácil de limpiar y que resista bien los lavados, como un diseño hecho con una mezcla de poliéster y algodón u otros materiales naturales. Si lo que te gusta es la lana, ten en cuenta que algunas son lavables, pero otras requieren limpieza en seco, así que debes fijarte siempre para no arruinar un bonito artículo.

Intégra tu manta en la decoración

Elige una manta que no desentone con la decoración del salón y que no tenga el aspecto de haber sido sacada de la cama de manera improvisada. Para crear sensación de calma, María Odena recomienda colores terrosos, verdes, azules y tejas. "Todos aquellos que nos proporcionan la naturaleza son ideales para acabar de dar el confort que nos gusta". Prueba a coordinar la manta con los cojines para que el conjunto de los elementos que pongas en el sofá para crear armonía.

Salón con mantas y cojines coordinados en tonos mostaza y con estampado geométrico.

Salón con mantas y cojines coordinados en tonos mostaza y con estampado geométrico. Foto: Eugeni Pons

Tamaño XL, el favorito

Antes de escoger un modelo conviene pensar es si se va a compartir la manta con la pareja, va a servir para arropar a toda la familia o será de uso individual. Si el modelo cobijará a más de una persona lo recomendable es apostar por una manta de tamaño más grande de lo habitual, ya que a nadie le gusta que se le queden los pies fuera. La opción grande y oversize también es la preferida por los expertos interiorismo "por el gustazo que proporcionan cuando te relajas y porque sirven como complemento decorativo del sofá", detalla Odena, que recomienda marcas como Texidors, Libeco Home y Lo de Manuela “¡No fallan!

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?