Laura Gonzalez es la diseñadora del año, según la feria Maison & Objet

La arquitecta parisina de madre española ha seducido a los organizadores del certamen con sus proyectos imaginativos, en los que mezcla sin complejos épocas, estilos y materiales.

1 / 7
Laura Gonzalez maison objet apartamento marbeuf Copyright D Delmas

Apartamento Marbeuf.

laura gonzalez maison objet Cartier Serrano MYllera-27

Tienda Cartier en la calle Serrano de Madrid.

laura gonzalez maison objet la lorraine

Brasería La Lorraine.

laura gonzalez maison objet restaurante la gare

Restaurante La Gare.

laura gonzalez maison objet restaurante noto copyright D Delmas  05

Restaurante Noto.

laura gonzalez maison objet escenografia piasa copyright D Delmas

Proyecto escenográfico Piasa.

laura gonzalez maison objet

Laura Gonzalez.

El minimalismo no le sirve a Laura González para concebir sus proyectos en tiendas, restaurantes, hoteles o viviendas privadas. Todo lo contrario, la arquitecta parisina de ascendencia española apuesta por el maximalismo y el riesgo: combina sin complejos tejidos, estampados, épocas, estilos y materiales, consiguiendo un estilo muy personal que le ha valido que la feria Maison&Objet la nombre Diseñadora del Año en la edición que tiene lugar del 6 al 10 de septiembre en París.

“Necesito que los lugares tengan alma”, proclama la arquitecta formada en la Escuela de Arquitectura Paris-Malaquais. A sus 37 años sigue fiel a este principio aplicándolo con brillantez a todos los lugares que ha diseñado desde la creación de su estudio en 2008.

Todo empezó cuando otorgó una nueva vida a la sala de conciertos Bus Palladium, una meca de las noches parisinas, mezclando nada menos que treinta y cinco tipos de papeles pintados, amueblándolo con objetos de chinés y convirtiendo el latón en tendencia. Desde entonces ha despertado bellezas dormidas como el restaurante Alcázar, el hotel Christine o la brasería La Lorraine, o ha partido de una hoja en blanco para imaginar una nueva historia, como en los restaurantes Manko y Noto, las tiendas Louboutin de Barcelona y Ámsterdam, o las de Cartier en Estocolmo, Zúrich o Londres.

Actualmente trabaja en un proyecto que encaja con su sentido latino de la exuberancia, heredado de su madre española: renovar una mansión en el Vexin –región al noroeste de París– para crear lo que ella llama una “sala de exposición viva”, donde dará la bienvenida a sus clientes. Allí mostrará objetos vintage, que son su pasión, y su nueva colección, “un tipo de mobiliario que se parece a mí, en el que todo se hace a medida”, porque en el ideario de Laura González no figura el repetir algo dos veces.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?