El interiorista Serge Castella firma la nueva colección de Gancedo

Con referencias a la naturaleza, la línea textil está inspirada en una de las montañas más icónicas del Pirineo oriental.

1 / 7
gancedo5
1

Piedras preciosas

Para idear Quartz, en algodón estampado, el interiorista puso la mirada en la apariencia de un cuarzo y sus tonalidades grises y rosas.

gancedo7
2

Un canto a la montaña

Eje de la colección, el macizo de Canigou ha inspirado canciones y poemas a lo largo de siglos y es considerada una “montaña sagrada” por los habitantes de la zona; no en vano, varios monasterios se alojan en su ladera.

gancedo2
3

Sobriedad cromática

La gama de colores utilizada por Serge abarca los tonos marrones y calderos, complementados con otros más neutros. Para los fondos el interiorista ha apostado por  beige, crudo o lino.

gancedo4
4

La flora como punto de partida

Serge se ha inspirado en la flora de la montaña pirenaica para concebir patrones como Leaves, una serie en lino con dibujos estampados de hojas del bosque, de eucaliptus, higueras y encinas que recuerdan los trazos de Matisse.

gancedo3
5

Al aire libre

Una jarra de cerámica de Vallauris de los años 60, sirvió de inspiración para crear Ciprés, un tejido con un diseño geométrico de mandorlas estampado en tres colores y apto para exterior.

gancedo6
5

La firma

El interiorista y anticuario francés Serge Castella es el artífice de la colección Canigou diseñada para Gancedo, una empresa familiar dedicada a las telas y al interiorismo que nació en 1945 en Barcelona.

gancedo
7

Más madera

El diseño principal, Wood, recrea en terciopelo la textura de la madera, presente en las casas de montaña.

En los trabajos Serge Castella como interiorista se plasma su bagaje como anticuario. Con su sello, consigue ambientes cultos y con pocas concesiones al exceso, donde combina con armonía iconos del diseño, antigüedades y arte. Este profesional de origen francés y afincado en Girona es el responsable de la nueva colección de Tapicerías Gancedo. La línea se llama Canigou en homenaje al pico más alto del Pirineo oriental y considerada por los habitantes de la zona como una montaña sagrada, de hecho no son pocos los monasterios levantados en sus faldas. Es la flora y la fauna de ese monte la que ha inspirado a Castella para diseñar la colección textil.

El la serie, dibujos de hojas del bosque sobre lino, tanto de eucaliptos como higueras o encinas, se plasman también con cornamentas de ciervos en terciopelo de viscosa sobre una base de lino rústico. También hay diseños geométricos inspirados en cerámicas antiguas de la zona sque e han estampado sobre tejidos concebidos para el exterior.

También la conocida debilidad del interiorista por los trampantojos se ve reflejada en Canigou, donde hay un tejido de terciopelo que recrea la textura de la madera presente en las casas de montaña, otro de raso que emula al cuarzo (en gris y en rosa) y un tercero que imita al esparto.

Con la montaña como referente, Castella ha ideado una gama de color muy natural y dominada por lo tonos marrones, caldero, rosas y verdes. El blanco de la lana de oveja, el mint del bosque y el gris y el negro complementan la apuesta cromática de esta línea que representa una inmersión en la naturaleza.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?