Ideas para decorar una terraza pequeña sacándole el máximo partido

Quien tiene una terraza, por muy pequeña que sea, tiene un tesoro. Por eso, es importante centrarse en los elementos realmente indispensables para sacarle el máximo partido.

Con la llegada del buen tiempo nadie se resiste a disfrutar del aire libre. Si se puede hacer desde la tranquilidad del propio hogar, mejor que mejor. Hoy en día, independientemente de sus medidas, contar con una terraza o un pequeño balcón es un privilegio que hay que saber aprovechar. Un asiento y una mesa (o un mueble que haga las veces de ella) son los elementos indispensables. A partir de ahí, con pericia y creatividad puede crearse un lugar práctico, funcional y bonito.

1 / 10
Butaca de diseño

Disponer de poco espacio no implica renunciar al diseño. En ese sentido, las sillas de forma redondeada, tipo huevo o incluso las colgantes se adaptan muy bien a pequeños espacios llenándolos de personalidad. 

Las elaboradas con fibras naturales como el ratán, favorecen el paso de la luz creando un espacio ligero y agradable a la vista. Tan sólo quedará completar con unos almohadones para que sea realmente confortable.

Pared de terraza pintada de amarillo y palmeras

Saber sacarle partido a unas impresionantes vistas es una gran virtud. Decorarla en sintonía con el exterior ayuda a percibirla como una extensión del mismo. Por otro lado, pintar las paredes contribuye a darle profundidad.

Silla de diseño en terraza de madera con cojín y planta grande

La vegetación, del tipo que sea, es otro elemento básico a la hora de decorar una terraza pequeña. Por un lado, una maceta bonita con una planta de exterior de tamaño XL es un buen comienzo para crear un ambiente paradisíaco. Por otro, también es interesante aprovechar el techo o la pared, bien con plantas colgantes bien con macetas tipo geranio que no ocupan prácticamente nada pero visten mucho.

Terraza con silla con reposapiés, cactus y césped

Merece la pena perder algunos centímetros en beneficio de la comodidad. Y es que poder extender las piernas resulta de lo más relajante. Además de contar con macetas o celosías de madera con enredaderas para aportar vegetación, también hay que valorar el uso de césped artificial. 

Terraza de madera estilo chill out con farolillos

Para espíritus aventureros e independientes existen otras opciones más allá de la clásica terraza. Crear un rincón chill out de estilo bohemio es una de ellas. Delimitar el espacio con una alfombra, cubrirlo con muchos cojines y añadir unos farolillos para cuando anochezca son los primeros pasos para convertirlo en una atractiva zona de ocio. 

Terraza con silla de mimbre, mesa y tejadillo

Cuando el calor aprieta, hasta la más impresionante de las terrazas puede ser inhóspita. Soluciones como cortinas, sombrillas o un original tejadillo de cañizo son bienvenidas.

Terraza con sombrilla, sofá y grandes macetas

El mobiliario debe adaptarse al espacio de la terraza para que quede perfectamente integrado. Si el plano es alargado, los sofás de varias plazas y las mesas rectangulares serán buenos candidatos para formar parte de ella. 

Sillón de exterior con cojines y suelo de madera

Si va a permanecer mucho tiempo a la intemperie, es necesario que el mobiliario sea específico para exterior de tal manera que resista el sol, el agua y la humedad. Si bien en cuanto al estilo cuentan con gran aceptación los muebles que imitan las fibras naturales, respecto al color son el blanco, el marrón chocolate, el verde y el azul los más populares.

Terraza con mesa y sillas en blanco

Siempre y cuando el espacio lo permita lo ideal es colocar una mesa con sillas a juego. Ubicarlas en un lateral en vez de en el centro hará parecer más amplia la terraza pequeña.

En cualquier caso, lo conveniente es elegir el color blanco para pintar tanto la pared como el mobiliario a fin de que no se vea saturado. Para darle altura al conjunto puede utilizarse una planta bien grande en una o dos esquinas.

Mesa y sillas negras en terraza con cortinas

¿Y si no hay terraza? A menudo se aprovechan zonas de paso para crear un lugar de reunión cómodo y confortable. Una mesa con sillas a juego y algún objeto decorativo como una lámpara de pie, grandes maceteros o una alfombra ligera pueden ayudar a delimitar el espacio otorgándole identidad propia.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?