Effortless chic: el estilo más relajado y natural para tu casa

El concepto Effortless chic viene de la moda y llevado a nuestro terreno sería algo así como "decorar sin que se note la intención". Aquí tienes las 10 claves para dar a tu casa un aire casual

1 / 10
salon blanco moderno_00456168
1

El colo blanco es el rey

El blanco es la base del effortless chic. Así pues, si quieres dar  la sensación de que los elementos decorativos han sido elegidos al azar, sin pretensiones ni mucho esfuerzo, el secreto está combinar un ambiente neutro y básico con detalles más enérgicos y contrastados. Opta por paredes blancas o tonos grises y beige muy suaves, así como por elementos de gran formato, como sofás y mobiliario, en blanco. Será tu lienzo donde empezar a plasmar el estilo effortless

dormitorio con cama blanca cabecero acolchado y banqueta_00502316 O
2

Slow deco: prescinde de lo supérfluo

Ojo, eso no significa que lleves a Marie Kondo hasta las últimas consecuencias. En el estilo effortless chic se interpreta como dejar en una estancia lo esencial, sin prescindir de su identidad. En el dormitorio, por ejemplo, puedes recurrir a una manta como caída del cielo o elementos prácticos pero muy cálidos, que den sensación de relax, y que a la vez tengan todo el sentido allí donde estén. De un modo estudiado, sin parecerlo. 

cocina con mobiliario de madera y encimera marmol_00492321 O
3

Mix & Match

O lo que es lo mismo: ¡mezcla y vencerás! La receta: sobre una base esencialmente moderna, con muebles de diseño actual, añade pequeños toques personales, como una pieza recuperada, un objeto o escultura especial o, como aquí, la vajilla de la abuela sobre un estante minimal. El resultado es un ambiente equilibrado y atractivo. 

baño con espejo apoyado en el suelo_00503361
4

Cuadros y espejos apoyados en el suelo

Sí, sí, con aparente dejadez, completamente medida. Porque eso es en esencia el estilo Effortless chic, una decoración que parece desenfadada, sin grandes aspavientos, pero que en realidad, tras de sí, entraña un estudiado plan para que resulte armónica y bonita. Y, como ves, se puede llevar hasta el último rincón de la casa; hasta en el baño. 

estudio con mesa y silla de madera cestas_00498178
5

Apuesta por las fibras naturales

¡Y la artesanía! Son dos musts del effortless chic. Ya sabes que el nuevo lujo son los artículos realizados a mano, piezas únicas y sostenibles. Este estilo necesita de cestas de mimbre mimbre, jarrones de barro cocido, tejidos realizados a mano para cobrar todo el sentido. 

salon en tonos grises y mostaza_00488349 O
6

Un plaid lánguido sobre el sofá

Como dejado caer. Si eres de los que dobla a la perfección el plaid cuando deja de usarlo, este estilo no es para ti. En el effortless chic debes dejarlo así, arrugadito sobre el asiento o cayendo del respaldo. Que invite a sentaste y taparse. 

mesa de centro de exterior hecha con tablones de madera reciclaje_00427429 O
7

Reciclaje y zero waste

El estilo Effortless chic promueve valores como la sostenibilidad, mediante la reutilización de piezas en desuso, transformándolas en otra cosa con tal de no desecharlas. Si tienes una puerta vieja, haz de ella una mesa de centro o un cabecero para la cama, por ejemplo. 

terraza de estilo bohemio con mesa larga velas, crasas y cactus_00447979
8

Crea un ambiente relajado

Este punto es esencial. Que tu decoración no sea rígida, sino más bien que parezca improvisada. Puedes lograrlo con múltiples velas puestas de un modo aleatorio sobre la mesa o con pequeños cactus y plantas crasas en un rincón, sin orden ni concierto. Los tejidos gustosos y suaves, como el algodón o el lino, también ayudarán. 

salon minimalista blanco con lampara arco y ambiente relajado_00430241 O
9

Cierto caos en perfecto orden

Menuda paradoja... Pero es lo que tiene el effortless chic. A veces, un poco de desorden en forma de libros apilados sobre una mesa auxiliar, cuadros apoyados en el suelo y no clavados en la pared, o un set de té puesto como por casualidad sobre la mesita de centro pueden dar un aire muy acogedor. 

cama en tonos neutros y silla como mesita de noche_00411423 O
10

Piezas fuera de contexto

Es otro de los recursos que utiliza mucho el effortless chic. Sacar un mueble u objeto de su contexto habitual, otorgándole otra función y para causar sorpresa. Es el caso de esta silla, usada como mesilla de noche. Porque, en definitiva, se trata de transgredir las reglas con gusto. 

¿Sabes esas personas que parecen salidas de la ducha y que se han puesto lo primero que han pillado, pero que su look resulta estudiado y perfecto? Pues así es el estilo effortless chic, que extrapolado a la decoración sería una casa aparentemente sin una decoración muy pensada pero que en su conjunto resulta atractiva y relajada.

Si entras en una vivienda cuyas instalaciones están a la vista, pero pintadas del mismo color que las paredes, en blanco o tonos neutros. Si se deja ver una columna de hormigón al desnudo o algún muro original. Si en el sofá no está el plaid cuadrado al milímetro, sino más bien dejado caer. Si sobre una base moderna encuentras toques vintage y muebles reciclados. No te dejes engañar: puede que esté así con toda la intención...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?