Cómo tener una casa más cálida este otoño sin renunciar al diseño

Cortinas aislantes, alfombras de lana, mantas ultrasuaves o cojines de terciopelo son los complementos con estilo que no pueden faltar. El otoño llega y tenemos que buscar una casa más cálida pero sin dejar de lado el diseño.

La chimenea es el complemento perfecto de las tardes de otoño. Imprescindible aprovisionarse de suficiente leña para los meses que están por venir.

La chimenea es el complemento perfecto de las tardes de otoño. Imprescindible aprovisionarse de suficiente leña para los meses que están por venir.Foto: Eugeni Pons

Siendo como es una de las estaciones más bonitas del año, el otoño aparece por sorpresa y suele pillarnos desprevenidos. Tras un verano caluroso nos seduce con sus suaves colores y agradables temperaturas que, de repente, nos sorprenden con un gran descenso a última hora de la tarde. También viene acompañado de lluvias que proporcionan sensación de humedad tanto en nuestro cuerpo como en el hogar. Por todo ello, es importante dedicar un tiempo a reforzar las debilidades de nuestra casa y así poder disfrutar de él tranquilamente.

Los días se van acortando y anochece antes. Las persianas bien arriba y sin cortinas es una de las claves para poder calentar la casa de forma natural. Sin embargo, al caer la noche se nota fresco y la sensación se acrecienta si las ventanas no cuentan con el adecuado aislamiento, lo que puede producir que sintamos una sensación térmica inferior a la temperatura de la habitación.

Las cortinas son un elemento importante a la hora de aislar la casa frente a la temperatura exterior.

Las cortinas son un elemento importante a la hora de aislar la casa frente a la temperatura exterior. Foto: Pere Peris

Renovar las cortinas es una manera ecológica de mantener la vivienda cálida sin necesidad de encender estufa o chimenea. Además, es la excusa perfecta para darle un aire otoñal a la decoración del salón o cualquier otra estancia. En este sentido existen varios modelos de cortinas indicadas como el forro térmico o las cortinas aislantes, confeccionadas con una tela más gruesa de lo habitual. También puedes optar por visillos y cortinas de tal manera que se refuerza el aislamiento en zonas estratégicas como las esquinas.

Sin salir del salón nos topamos con la otra gran protagonista del otoño, la manta. Para que sea perfecta debe cumplir tres requisitos imprescindibles: que dé calor, que tenga el tamaño justo para acurrucarnos pero sin que se vea desproporcionada y que sea extremadamente suave. Eligiéndola de un color adecuado se convertirá además en un elemento decorativo elegante y muy otoñal.

Mantas y cojines transforman un salón convencional en el salón perfecto para el otoño. Aprovéchalos para agregar pinceladas de color en los tonos propios de la estación.

Mantas y cojines transforman un salón convencional en el salón perfecto para el otoño. Aprovéchalos para agregar pinceladas de color en los tonos propios de la estación. Foto: Eugeni Pons

La manta o plaid encontrará unos aliados de lujo en los cojines. El terciopelo es uno de los materiales más sofisticados y suaves para mantener el calor y el estilo de tu casa moderna. Negro, marrón y mostaza son algunos de los colores preferidos para combinar con el resto del salón. Puedes comprar nuevos o simplemente renovar las fundas, la opción que prefieras.

Además de dar calidez y aislar, las alfombras son perfectas para decorar y delimitar ambientes.

Además de dar calidez y aislar, las alfombras son perfectas para decorar y delimitar ambientes. Foto: Eugeni Pons

Septiembre es el mes de volver a sacar las alfombras, y agradecer haberlas guardado bien limpias ya que tan solo tendrás que colocarlas como si fueran nuevas. No obstante, si crees que necesitas más o te apetece un cambio es un magnífico momento para adquirir nuevas y renovar la imagen del pasillo, el salón y el dormitorio. Jugar con la superposición de alfombras es un truco deco para dar textura y dinamismo a los distintos ambientes de tu hogar.

Además de aportar calidez, las alfombras son indispensables porque protegen el suelo de arañazos y otros posibles incidentes, por la sensación de tranquilidad que transmiten y porque son excelentes aislantes acústicos. Ahorrarás energía y disfrutarás de mayor sensación de calor si eliges modelos de pelo largo confeccionados sobre todo con lana, terciopelo o algodón.

Tanto la manta como el edredón son opciones perfectamente válidas para dar calidez a un dormitorio moderno. Una buena elección de cojines reforzará el conjunto dándole un toque más acogedor.

Tanto la manta como el edredón son opciones perfectamente válidas para dar calidez a un dormitorio moderno. Una buena elección de cojines reforzará el conjunto dándole un toque más acogedor. Foto: Pere Peris

Y después de un día otoñal y cálido llega el momento del descanso. Sería una pena estropearlo pasando frío así que es importante reforzar los textiles del dormitorio con el mismo mimo que se ha puesto en el salón. Sábanas gruesas y cálidas que te protejan del frío del amanecer, una buena manta que refuerce el conjunto o, si lo prefieres, un nórdico con relleno con distintos niveles térmicos.

Por último, si tienes chimenea asegúrate de estar bien provisto de leña para poder disfrutarla a partir de estos meses. El invierno está a la vuelta de la esquina.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?