Cómo limpiar rápidamente tu casa a la vuelta de vacaciones

Septiembre ya está aquí. Te contamos unos trucos fáciles para que a tu vuelta de vacaciones consigas disfrutar de que en casa esté todo limpio y en orden.

Llegar a casa después de las vacaciones puede convertirse en una tediosa tarea si no se pone remedio. Enfrentarte de lleno con la realidad puede amargar el dulce recuerdo de los días pasados.

Para entenderlo nada como ponerse en situación. Tras un viaje algo cansado, ya se sabe que no se vuelve con la misma energía que se va. De hecho, se regresa con las mismas maletas pero mucho más equipaje en forma de recuerdos bien comprimidos. Encontrarse una casa que huele a cerrado, con polvo en el suelo, cosas fuera de su sitio, el cesto de la ropa hasta arriba, el baño oliendo a alcantarilla y, lo peor de todo, sin nada en la despensa no es el mejor de los escenarios. Apaga y vámonos.

Volver siempre cuesta, para qué engañarnos. Pero la forma de hacerlo va a ser determinante, sobre todo, para el estado de ánimo. 

 

1 / 8
La importancia del olor

La importancia del olor

Al entrar en casa, en especial después de unas buenas vacaciones, los sentidos se agudizan. El radar empieza a funcionar a fin de detectar malos olores, posibles bichitos o cualquier otra cosa inesperada. Una acción realmente sencilla para poner en práctica el mismo día del viaje es ventilar a conciencia toda la casa con el frescor matinal.

Además de ambientar con spray el resto de la casa, colocar un ambientador tipo mikado en distintos puntos como el recibidor, el dormitorio o el baño asegurará el mantenimiento de una fragancia agradable por más tiempo.

Despacho con mesa blanca y sillas de colores

El despacho, a punto

Si tienes oficina en casa, deberás preocuparte tanto del orden físico como del mental. Esto es, además de vaciar las papeleras y dejar la mesa despejada, para irte tranquilamente deberás dejar cuestiones importantes cerradas, así como la lista de las tareas pendientes para la vuelta. De esa manera, retomarás el trabajo con mayor seguridad, concentración y productividad. 

Salon gris azul y marron obra de Lluis Clotet e Ignacio Paricio

El salón, impecable

Dando por hecho que el salón tiene un orden establecido, no llevará más de 10 minutos ponerlo a punto para que al regresar apetezca de nuevo estar en él. Limpiar el polvo, pasar el aspirador o en su caso barrer, ahuecar almohadones, apilar las revistas y colocar los libros son tareas tan imprescindibles como efectivas.

Dormitorio blanco con ventanal y cojines

El dormitorio, listo para el descanso

Por muy placenteras que hayan sido las vacaciones, el viaje, las maletas y los nervios provocados por los preparativos pasarán factura al llegar la noche. Por eso, y para facilitar el descanso, la cama deberá haber quedado bien hecha, la habitación ventilada, sin polvo y nada fuera de su sitio.

Dormitorio juvenil con dos camas y zona de estudio

La habitación juvenil, preparada para la vuelta

Dependiendo de la edad de los niños, las labores de limpieza como tal pueden ser responsabilidad de los mayores. Limpiar el polvo, pasar el aspirador y dejar las camas hechas serían los tres pilares básicos.

Sin embargo, el orden sí entra dentro de sus competencias. En este sentido es muy importante fomentar la regla de oro: cuando se termina de utilizar algo hay que devolverlo a su sitio. Así no tendrán ningún problema ya que la noche anterior a las vacaciones estará todo organizado como siempre.

Cocina blanca con mesa blanca y sillas de madera

La cocina, punto clave

El primero de los puntos a tener en cuenta es determinar si la nevera va a quedar funcionando o no. En ese caso habrá que descongelar, limpiar y secar muy bien el día anterior a la marcha. Durante las vacaciones la puerta estará abierta para que no cojan olor ni las gomas ni el interior.

Por otro lado, después de desayunar deberá quedar todo bien recogido sin nada de menaje sobre la encimera o el fregadero. Si hay comida perecedera habrá que aprovecharla de alguna manera pero no dejarla allí. Por último, se sacará la basura para que quede todo en orden.

Aunque a la vuelta sea inevitable tener que hacer compra, la despensa deberá contar con alimentos básicos para poder organizarnos y comer sin problema el día de regreso.

Baño blanco y madera con bañera

El cuarto de baño, desinfectado

Junto con la cocina, el cuarto de baño es el lugar de la casa donde más bacterias pueden localizarse. Además de la limpieza exhaustiva y regular que requiere, el mismo día de partida sería conveniente darle un repaso limpiando también el espejo e insistiendo en los sanitarios y el inodoro. Barrer y fregar serán el broche de oro para encontrarlo impecable y desinfectado a nuestro regreso.

Terraza acristalada del arquitecto Marc Merckx

El cuidado de los seres vivos

Para concluir este home tour, un último apunte sobre plantas y mascotas. Es imprescindible haber solucionado todas las cuestiones relativas al mantenimiento de ambas durante estos días o semanas. Los seres vivos son una responsabilidad ineludible durante todo el año.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?