Cómo integrar elementos rústicos en una casa moderna sin que pierda su esencia

Elementos arquitectónicos naturales, una buena selección de textiles y detalles decorativos como troncos o cestas. Mantener la identidad de una casa moderna es posible incorporando elementos rústicos.

Utilizar piezas recicladas de estilo rústico es atrevido pero funcionará en una casa moderna si lo haces en pequeñas dosis.

Utilizar piezas recicladas de estilo rústico es atrevido pero funcionará en una casa moderna si lo haces en pequeñas dosis. Foto: Eugeni Pons

Los estilos decorativos evolucionan y terminan bebiendo unos de otros. Tener claro cuál es tu preferido no supone renunciar a los demás, tan solo hay que saber cómo hacerlo para que el resultado sea todo un éxito. Tachado a veces de frío e impersonal, la tendencia actual encuentra su contrapunto en la calidez y sencillez del rústico. ¿Cómo combinarlos sin que ninguno pierda su identidad?

La regla de 80/20 te permite hacerlo de forma certera en tu casa de estilo moderno. Aplícala de forma sencilla reservando el primer porcentaje para el estilo principal y el segundo para el complementario, en este caso el rústico.

Revestimientos de piedra y taburetes de madera acompañan a cómodos sofás y lámparas de diseño.

Revestimientos de piedra y taburetes de madera acompañan a cómodos sofás y lámparas de diseño. Foto: Eugeni Pons

La casa moderna, amplia y con muebles actuales admite elementos arquitectónicos naturales conservados y expuestos. Vigas a la vista, revestimientos o bóvedas catalanas, construcción tradicional que consiste en cubrir el techo con una bóveda de ladrillos colocados por la parte plana, son algunos de los más populares. En este sentido, los revestimientos de piedra son un buen recurso para romper la monotonía del estilo moderno ya que introducen un elemento inesperado a la vez que rompen con las formas lineales, rígidas y perfectas.

La madera es uno de los materiales preferidos del estilo rústico. Una mesa antigua, una mecedora u otro tipo de muebles quedarán perfectamente en tu casa moderna si los oscureces, con lo que les añadirás mayor sofisticación. Por otro lado, últimamente es frecuente ver troncos de árbol pulidos haciendo las veces de mesa de centro o mesita de noche.

Para un efecto más atenuado se recomienda utilizar el revestimiento de piedra en paredes alternas en un tono lo más parecido a la madera.

Para un efecto más atenuado se recomienda utilizar el revestimiento de piedra en paredes alternas en un tono lo más parecido a la madera. Foto: Eugeni Pons

El espacio moderno adora la calidez de los textiles más rústicos como yute, piel sintética y lana. Añádelos en forma de alfombra, tapices de pared o cojines. En cualquier caso, el esquema de color elegido ha de ser preferiblemente simple, con paredes neutras o con algún revestimiento de los anteriormente citados, evitando los elementos demasiado brillantes y llamativos.

La decoración es la forma más sencilla y eficaz de introducir el estilo rústico. Un gran capazo con leña preparado para el invierno, espigas y frutos de la cosecha con los que hacer centros de mesa o incluso utensilios y aperos de labranza son opciones igualmente válidas que funcionarán muy bien en tu casa moderna si encuentras el equilibrio y la armonía.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?