Estas son las reformas que puedes hacer en tu piso de alquiler

Ideas creativas para transformar tu soso piso de alquiler en un espacio que refleje tu personalidad. Pinta, cambia los tiradores, ilumina, decora el recibidor... Y todo ello, sin miedo a perder la fianza.

¿Qué es una casa de alquiler? Es un espacio que habitas por un período limitado de tiempo. Pero eso no significa que no puedas ponerla a tu gusto. Por suerte o por desgracia, la propietaria de tu piso ha ido a dar con un inquilino amante del diseño. 

Todos hemos escuchado historias de terror sobre conocidos que no recibieron su depósito de seguridad completo después de haber llevado demasiado lejos el cambio de imagen. Sin embargo, hay muchas cosas que puedes cambiar de tu cocina, de tu salón o de tu comedor sin riesgo a perder al fianza. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo...

1 / 10
Pared pintada de color beige con molduras

Pintarla de tu color favorito

Pintar las paredes es algo que puedes hacer sin riesgo a perder la fianza. Es más. Es algo que tu arrendatario te agradecerá. Aprovecha y ponlas a tu gusto. Una pared turquesa en el dormitorio, un baño mostaza o una habitación rosa pueden ser el principio de una gran historia de amor con tu casa de alquiler.

 

Puerta con pomo de estilo vintage

Tirar los tiradores

No cuestionaremos a la propietaria de tu piso que los muebles del salón son de madera maciza. Pero, ¿y los tiradores? Puede que ese detalle en concreto sea el que esté envejeciendo uno de los lugares en los que más tiempo pasas en casa, así que, ¿a qué esperas para cambiar los tiradores por unos más nuevos?

 

salon con cuadros en la pared

Llenarla de arte

Nada como una pieza artística que tú hayas seleccionado para dar personalidad a tu casa. Es uno de los objetos que te acompañan a lo largo de tu vida y que sobrevive a todas las mudanzas. El arte habla de ti y convierte tu casa, como por arte de magia, en un reflejo de tu personalidad.

 

Salon con alfombra de rayas

Una luz más cálida

Cambiar las luces del comedor o del home office eleva por completo el aspecto de ambas habitaciones. Los pisos de alquiler acostumbran a tener un tipo de iluminación muy básica y general. Por lo que apostar por pequeños focos de luz puede marcar la diferencia. Prueba, también, a cambiar las bombillas de las lámparas.

 

Salon con molduras en el techo y alfombra

A tus pies

¿Odias los pisos de alquiler? Un uso cuidadoso de las alfombras te permitirá crear un ambiente acogedor que exprese tu personalidad. ¿Y la mejor parte? Puedes llevarlas contigo cuando te vayas. Estos textiles colorean tu espacio, gracias a sus estampados, texturas y combinaciones cromáticas. Un lavado de cara instantáneo.

 

Cocina con frontales de color beige

Primero, la cocina

Vas a utilizar la cocina varias veces al día, por lo que, ¿no crees que es mejor diseñarla según tus preferencias? Reemplazar un grifo es muy fácil. Es probable que puedas hacerlo con unas pocas herramientas pequeñas y algo de tiempo. Con el permiso del arrendador, es posible que también puedas hacer cambios más importantes como el fregadero.

 

Baño

Y después, el baño

Anima un poco este espacio también. Los grifos o cabezales de ducha actualizados pueden marcar una gran diferencia tanto en función como en estética. Eso sí, asegúrate de guardar los originales de forma segura para evitar sanciones en el futuro.

 

Salon con cortinas de color blanco

Colocar bien las cortinas

Encontrar unas buenas cortinas es una cosa. Pero hacer que destaquen es otra. Asegúrate de colgarlas más altas que las ventanas y tendrás la ilusión de que estas son más altas. A tu propietaria no le importará, especialmente si rellenas los agujeros y pintas antes de mudarte o, mejor aún, dejas las varillas para el próximo inquilino.

 

Recibidor con banco y armario de color blanco

Transformar el recibidor

El 99% de los pisos de alquiler tienen recibidores insulsos. Dar una vida nueva a tu recibidor hará que tu casa mejore. Vístela con un armario para los abrigos, un zapatero, un espejo... Utiliza un ambientador diferente para esta parte de la casa. Al fin y al cabo, ¡es la carta de presentación de tu vida doméstica!

 

Cama con cabecero de tela

Cambia la cama

Aquí sí que te pedimos una mínima inversión. Porque las camas de los pisos de alquiler acostumbran a ser muy básicos. Cuenta las noches que vas a dormir en esta cama, divídelo por lo que te cuesta y obtendrás el porcentaje de felicidad que adquirirá. Y cuando te vayas, te la llevas contigo. Con la cama a otra parte.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?