Agatha Ruiz de la Prada nos cuenta cuál es su mueble favorito de casa

La diseñadora Agatha Ruiz de la Prada nos recibe en su casa y destaca entre todos sus muebles una cómoda que heredó de su madre. Una pieza que se integra en armonía con el resto de las piezas contemporáneas y coloristas que habitan su casa.

Reina del color y diseñadora prolífica creadora, Agatha Ruiz de la Prada vive rodeada de libros, colores por doquier, obras de arte contemporáneo y diseños propios en una céntrica y espaciosa vivienda en Madrid. "No hay nada que me guste más que estar en casa. Me gusta mucho recibir, pero también me encanta estar sola leyendo", nos confiesa. De su particular hábitat, un ecléctico y singular cóctel explosivo de color, la creadora siente debilidad por una cómoda de madera de estilo Luis XVI heredada. "Era de una tía de mi madre que tenía muy buen gusto y muchos muebles, se murió sin hijos y se la regaló a mi madre. Después la heredé yo", nos cuenta sobre esta clásica pieza que cuenta con un lugar de honor en el salón de su casa, junto a la alfombra que la diseñadora realizó para la Real Fábrica de Tapices, un sofá fucsia y pufs con el sello de Agatha, una pintura de Peter Halley, taburetes de plástico La Bohème de Philippe Starck o el jarrón Parrot Parade de Lladró.

Agatha Ruiz de la Prada con la cómoda Luis XVI que heredó de su madre

Agatha Ruiz de la Prada con la cómoda Luis XVI que heredó de su madre Foto: Ores Lario

La cómoda cuenta con siglos de historia a sus espaldas y se integra en armonía con el resto de las piezas contemporáneas. "Me gusta porque es un recuerdo. Este mueble es el peso de mi familia. La parte superior era negra, pero se rompió en la mudanza y pusimos una pieza de mármol blanco encima. Además, siempre digo que las antigüedades no se compran, se heredan. Y yo desgraciadamente he heredado pocas porque mi familia se ha desprendido de muchos muebles. Creo que es un error y no hay que vender. Al menos eso he hecho yo en mi vida, ya que solo he vendido dos esculturas y algún grabado, pero nada importante nunca. A mí me gusta más comprar que vender”, comparte.

El mueble favorito de Agatha Ruiz de la Prada

El mueble favorito de Agatha Ruiz de la Prada

Sobre la cómoda Luis XVI del salón de su ático madrileño, la diseñadora ha puesto esculturas tribales de Camerún y flechas firmadas por Xavier Civera. Una combinación que funciona y que denota que su dueña no tiene miedo a la mezcla, claro reflejo de su personalidad. “Me gusta mucho ver las casas de otras personas. Te imaginas qué hacen, qué no hacen, sus vidas…. Ya desde que tenía cuatro años, cuando entraba en otras casas preguntaba si podía verlas”, dice esta apasionada del arte. “También tengo una obra de Sol LeWitt en otra casa que me encanta. No soy coleccionista porque mi padre lo era y no me gusta la obsesión enfermiza pero si puedes rodearte de piezas de arte, a por ello. También me hace sentirme bien estar rodeada de piezas mías y llenas de color”.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?