6 lecciones decó que aprendimos de nuestra madre (dinos la tuya y gana un premio)

Las madres merecen un homenaje todos los días del año, pero como este domingo es su celebración oficial hemos decidido hacerlo a modo decorativo. Estos son algunos consejos que sacamos de su experiencia y que nos han servido para que tener una casa un poco mejor. Dinos cuál aprendiste de la tuya y gana para ella una manteleta de Teixidors.

Poncho Boogie de Teixidors.

Poncho Boogie de Teixidors.

Ya lo dice el refrán: la mano que mece la cuna, es la mano que gobierna el mundo... Y la que decora la casa. Aunque probablemente nuestras madres no sean como nosotros en cuento a estilo de decorativo (y no cambien los muebles constantemente de sitio como la mayoría de los millennials), de su experiencia podemos sacar lecciones decorativas realmente valiosas. Desde prestar atención a los textiles al amor por las plantas, todo lo que nos han enseñado es una impagable lección.

Hemos pensado en celebrar el día más especial para todas las madres, el Día de la Madre, a través de un sorteo igual de especial. Y lo hacemos de la mano de una firma con la que siempre sentimos un flechazo, Teixidors y sus textiles artesanales con carácter social. Ahora que vivimos esa temperatura del año conocida como entretiempo, ninguna prenda se hace tan apetecible como la manteleta Boogie en color beige de la firma. Una manteleta de 100% cashmere muy ligera y con una suavidad extraordinaria. La extrema ligereza del tejido de cashmere hacen que sea una prenda confortable, delicada y cálida al mismo tiempo, perfecta para regalar a tu madre.

La labor de este taller textil va más allá de tejer en telar manual piezas únicas como plaids, mantas o fundas de cojines desde hace casi 40 años. Su proceso de elaboración, siempre con técnicas tradicionales utilizando réplicas de telares manuales de madera del s.XIX, también tiene la finalidad de integrar a personas con discapacidad intelectual que son auténticos expertos tejedores y que generan un producto de alto valor añadido. El resultado salta a la vista: productos llenos de alma y de artesanía elaborada con productos siempre naturales como la lana merina, lana de yak o lino seleccionados de forma consciente y aplicando criterios de sostenibilidad ambiental, económica y social.

Para poder ganar esta manteleta tejida en telar manual por Teixidors solo tienes que contestarnos a una pregunta en nuestro último post de Instagram (y seguir la cuenta de Teixidors): ¿cuál es el mejor consejo decorativo que has recibido de tu madre? El premio se sorteará entre todas las respuestas que cumplan estas condiciones.

Aquí te dejamos algunos ejemplos de lecciones que solo una madre nos puede dar:

Cada cosa en su sitio

Es un básico que, desde niños, llevan advirtiendo que sigamos en nuestra habitación. Las puertas de los armarios deben estar cerradas, los zapatos en el zapatero y las sillas sin cosas encima. Parece obvio, sí, (y de hecho es un consejo que también puede habernos dado nuestro padre) pero ¿acaso no es el primer principio necesario para una buena decoración? ¿Acaso no es el consejo con el que se ha hecho famosa (y millonaria) Marie Kondo? Nuestras madres ya lo sabían hace mucho.

Los textiles importan

Quizás ser de otra generación ha dado a las madres un poder de apreciar esas cosas que están bien acabadas, bien hechas y que son de calidad. Especialmente si se trata de textiles. Sábanas de franela en invierno y de buen algodón en verano, cortinas confeccionadas para nuestra casa, alfombras de pelo firme que lo aguantan todo... Porque los textiles son los consiguen dar el acabado final a una casa.

Sábans de lino y una buena alfombra.

Sábans de lino y una buena alfombra.

Reparar mejor que comprar

Hace años no existía ni el fast fashion ni las piezas de decoración de dudosa calidad que apenas duran una temporada. Por eso, lo que se compra tiene que ser bueno y tiene que durar. Y si se rompe, se arregla. Una cómoda que hay que volver a barnizar, una pata de un mueble que debe ser restituida, un cabecero de cama que se decide volver a tapizar, la alfombra que se lleva a la tintorería... Con esas decisiones no solo contribuimos a mejorar la economía familiar y podemos ahorra unos euros sino que, además, ayudamos a que algunos artesanos de la decoración y la confección sigan con sus negocios. Además, ¿puede haber algo más sostenible?

El valor de las plantas

Muchas personas todavía no somos capaces de entender como nuestras madres (y nuestros padres) son capaces de tener las plantas más bonitas del mundo. Y siempre ha sido así. Sin redes sociales, tutoriales de youtube o tiendas de plantas online, sus balcones siempre han estado floridos cuando debían estarlo y cada planta recibe los cuidados necesarios. Y si algo es importante en la decoración de nuestra casa, eso son las plantas. No solo contribuyen a mejorar estéticamente la vivienda, es que además son buenas para la salud.

Verde que te quiero verde.

Verde que te quiero verde.

Las tendencias, con cuidadito

¿Cambiar la casa de arriba abajo cada temporada? ¿Volver a pintar el salón porque ese color ya no se lleva? ¿Cargarse un mueble porque se lo hemos visto a todo el mundo? ¿Comprar algo que luego no sabes dónde poner solo porque era barato? Seguro que son errores en los que has caído a la hora de decorar tu casa. Pero no lo hará una madre. Si algo bueno podemos aprender de muchas de ellas es que antes de adoptar una tendencia decorativa o hacer una compra, debemos tomarnos nuestro tiempo de reflexión. Si no te afecta la rapidez de las redes sociales y no sientes la necesidad de seguir las tendencias tendrás la casa que verdaderamente quieres y necesitas. ¿No es en realidad eso lo más moderno de todo?

Consulta aquí las Bases Legales del sorteo.

_____

¡Ya tenemos ganadora del sorteo!

Angels Carles - @angelscarles

¡Enhorabuena!

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?