Los trucos que usan las inmobiliarias para vender rápidamente tu casa

Si te has lanzado y has puesto a la venta tu casa, sigue estas pautas para venderla rápidamente y conseguir el mejor precio por ella.

No somos conscientes de que a veces, con un pequeño cambio, nuestra casa parece otra. El color de las paredes, el orden o la ausencia de desperfectos pueden cambiar la percepción que tenemos de ella y, sobre todo, la percepción que genera en los demás. Cuando queremos venderla, tenemos que potenciar sus puntos fuertes, cuidar su apariencia y los componentes emocionales que genera para que los futuros compradores sientan un flechazo hacia ella. Toma nota de estos consejos para convertir nuestra casa en la más deseada. Ayudan a aumentar su valor y hacer que se venda más rápido.

1 / 5
Cocina comedor con lampara de techo y cortinas blancas. Sin desperfectos

Sin desperfectos

Cuando estás pensando vender tu casa, una pequeña inversión previa puede resultar muy rentable, especialmente en temas de reparaciones. A veces compensa invertir tiempo y algo de dinero en arreglar pequeños desperfectos, como unos desconchones en la pared, unos tiradores de un mueble roto, un grifo que gotea, una lámpara sin bombilla… Una vez solucionados, la casa parecerá más atractiva y conseguirás que entre mejor por los ojos.

Salon con sofa de linio blanco alfombra y paredes de color blanco. Despeja la casa

Despeja la casa

Evita el exceso de muebles, libros, cuadros o cajas. No dejes que los cosméticos se apilen sobre lavabos, deja las encimeras a la vista y guarda los juguetes de los pequeños en sus cestas o cajones, ya que el exceso de objetos desperdigado por la vivienda distraerán la atención del posible comprador, y además quitará luz y hará parecer más pequeñas las habitaciones. Presta también atención a los armarios, porque los potenciales compradores que visiten tu casa pueden querer ver cómo son por dentro y si los mantienes bien ordenados, será un punto a favor.

Salon con sofa gris. Imágenes de experto

Imágenes de experto

Una imagen vale más que mil palabras y la primera impresión es muy importante, al menos cuando anuncies tu casa a la venta. Para generar un deseo instantáneo por tu casa, nuestra recomendación es que las fotografías con la que la anuncies estén hechas por un profesional. Con su ojo experto es capaz de sacar lo mejor: dar profundidad a una habitación o conseguir que visualmente parezca más grande siendo fiel a la realidad.

Cocina con comedor con sillas plegables de madera. Pinta las paredes

Pinta las paredes

Cuando se prepara un piso para su venta tenemos como objetivo presentarlo de tal forma que parezca más apetecible, más grande y luminoso. Una casa recién pintada transmite limpieza y orden. A la hora de elegir el tono, recuerda que el color blanco genera amplitud y un piso desbordado de colores parece, más pequeño y menos luminoso, lo que lo convierte en atractivo para un público menos amplio. También será necesario que la vivienda esté bien ventilada y procurar que tenga un olor agradable.

Salon con sofa de lino blanco y lampara de pie. Ponla bonita

Ponla bonita

La apariencia de la casa es muy importante para venderla, ya que nos ayudará a que a los potenciales compradores les guste y su decisión se agilice. Además del componente racional, en la venta hay un componente emocional que hay que potenciar. Consiste en hacer que la vivienda resulte atractiva a primera vista e impacte. Para eso, mantenla limpia; incluye plantas en la decoración, que generan armonía natural en el ambiente; coloca bien los muebles e ilumínala de tal forma que se resalten sus puntos fuertes.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?