Una villa de calma en la Toscana

El artista visual Artem Lutai ha ideado esta renovación de una antigua villa italiana de la década de 1920, en plena Toscana. Su entorno, su arquitectura, su piscina entre olivos y sus interiores llenos de paz hacen que se llame: Villa Calma

1 / 24
pared-piedra-villa-calma

Villa Calma es un lugar para relajarse en una casa bellamente restaurada, entre olivos y viñas. Sumergirse en su interior tranquilo, la acogedora terraza con piscina, hectáreas de campo y bodega propia es todo un sueño que ha surgido de la cabeza del artista visual ucraniano Artem Lutai

puerta-villa-calma

Se accede a ella a través de un camino de grava, con los clásicos muros de piedra, hasta llegar a la puerta metálica que se abre a un jardín pavimentado con pequeños cantos rodados blancos. 

villa-calma

La sencillez arquitectónica de la casa, de una sola planta, es parte de su belleza. Revestida con una especie de estuco en blanco roto, sus líneas rectas acaban en contos redondeados, que otorgan al proyecto una imagen cálida y amable, como el clima de la zona. 

fachada-villa-calma

Las tonalidades empleadas en este proyecto son suaves y van desde el blanco más impoluto en la grava del suelo de algunas terrazas, pasando por el color hueso de las paredes, hasta llegar al acogedor tono de la madera natural en partes como el porche. 

coche-antiguo

Villa Calma rebosa estilo de vida italiano.

cactus-villa-calma

El bellísimo paisaje que rodea la casa se compone de campos de olivos y extensos viñedos, aunque los alrededores más inmediatos de la construcción sean austeros y solo se encuentren agrupaciones de cactus como paisajismo de las diferentes terrazas. 

salon-sofa-lampara-cesta

Los interiores son una continuación coherente de su exterior. Suelos de piedra natural, bien fresco, con techo de madera y paredes encaladas que muestran su belleza sin artificios. 

mesita-auxiliar

Los muebles de cannage se mezclan con piezas clásicas y modernas, en un equilibrio sereno.

silla cannage

Silla Cesca con brazos de Marcel Breuer.

comedor-casa-campo

Los robustos marcos de las puertas son originales de la casa de campo y conducen a estancias tan acogedoras como el comedor familiar, con lámpara de fibras naturales de estilo rústico, tendencia actual. 

puertas-cortinas

La despensa se separa del comedor y la cocina mediante finas cortinas, que aportan cierta independencia y elegancia a las diferentes habitaciones. Una forma sutil de separar espacios. 

cama-cannage

En el dormitorio, más cannage, presente en la cama de matrimonio. El mobiliario de rejilla se rescata del pasado, pegando fuerte en la actualidad. Como los tapices de macramé, en este caso actuando como decoración de la pared del cabecero. 

porche-cañizo

El porche de Villa Calma invita a la buena gastronomía local, el buen vino y las sobremesas con amigos a la sombra. 

porche-cañizo-comedor

La combinación de mesa de piedra, sillas metálicas y estructura de porche de madera no puede ser más armónica en este entorno idílico. 

comedor-exterior-centro-mesa

Los detalles, como este centro de mesa de madera a modo de frutero, están seleccionados con mimo.

piscina-villa-calma

La piscina es aquí un oasis donde refrescarse durante una calurosa mañana de la Toscana o bajo las estrellas de un cielo despejado, en pleno campo. 

tumbonas-piscina

El suelo de microcemento con tratamiento antideslizante crea un entorno seguro y estético para esta piscina rodeada de olivos. Hasta las tumbonas se han escogido en acabado hueso para conservar la calma imperante en este proyecto. 

piscina-olivos

Vista de la piscina desde la casa de Villa Calma. Simplicidad y belleza natural.

banco-jardin

Diferentes rincones de la casa, tanto interiores como exteriores, esconden muebles y piezas recuperados de la antigua villa de los años 20, hilando el lugar con sus raíces, con sus tesoros. 

estanque-jardin

En otra área exterior, un pequeño estanque aporta el inigualable sonido del agua relajante. Todo en esta casa de campo está pensado parael relax de cuerpo y mente. Para vivir una experiencia de desconexión total en la Toscana. 

jardin-cactus

El paisaje agreste que rodea la casa alterna olivos, viñas y cactus.

olivos-villa-calma

La riqueza de la cultura italiana se vive aquí en todo su esplendor. Naturaleza, arquitectura, diseño y estilo de vida se unen en una villa aislada como esta de un modo especial. 

rincon-jardin-grava

El blanco de la casa se une al cielo azul y la vegetación de la Toscana, creando rincones tan bonitos e inspiradores como este. 

olivo-jardin

Villa Calma está pensada como casa de alquiler vacacional, que en tiempos como estos resulta ser paradisíaca y exclusiva. 

El artista visual ucraniano Artem Lutai ha creado estas imágenes empleando su gran técnica en distintos programas como 3dsmax, Corona Renderer, Forest Pack y Photoshop. Porque si estás en Ucrania y sueñas con unas vacaciones en la Toscana, en una villa ideal, pues te la creas. Aunque sea para disfrutarla a través de la pantalla.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?