Vacaciones tropicales en Bali

El hormigón actúa como un "lienzo en blanco" en esta vivienda sostenible y hedonista

Fotos: Tommaso Riva

1 / 14
Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

1 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

2 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

3 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

4 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

5 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

6 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

7 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

8 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

9 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

10 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

11 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

12 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

13 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

14 / 14

Una casa tropical y brutalista en Bali, por estudio Patisandhika y Daniel Mitchell.

Una sala de estar de doble altura ocupa como gran protagonista el centro de esta casa brutalista, diseño del estudio de arquitectura Patisandhika y Dan Mitchell. El nombre que le han dado hace que se exprese con claridad: A Brutalist Tropical Home in Bali. Con una superficie de 512 metros cuadrados se esconde en un pequeño valle al sur de la isla cubierto de campos de arroz en terrazas. Sus losas estructurales se extienden hacia afuera dramáticamente para darle sombra al interior, que en el mencionado espacio cuenta con amplios ventanales desde el suelo hasta el techo. El resultado es la entrada de abundante luz natural. Las vistas hacia el exuberante paisaje tropical son espectaculares.

Los arquitectos sabían a lo que se enfrentaban: "El calor y la luz solar directa sobre el vidrio no siempre son la mejor idea. Como optamos por evitar el aire acondicionado por razones de ahorro de energía, utilizamos las losas colgantes como una solución para bloquear el sol y evitar el sobrecalentamiento". La sala de estar de doble altura está flanqueada por espacios a diversos niveles emulando la casa Kappe, en Los Ángeles. Se obtienen así ángulos de visión imposibles de ver en una vivienda tradicional.

Estanterías con discos, libros y un sistema de música dan paso a un comedor y una cocina de planta abierta que se conecta con el exterior de forma directa para disfrutar de ventilación natural y crear la sensación de que se vive en mitad del trópico. Esta casa de espíritu tan hedonista cuenta también con estudio de música, una ducha al aire libre y tres habitaciones que están conectadas por un puente sobre la sala de estar. El hormigón a la vista, combinado con soluciones en madera, está diseñado para actuar como un lienzo en blanco: texturas, objetos coloridos y muebles que llenan el espacio. Las plantas acompañan a los muebles, incluido un árbol incrustado en la sala de estar. Su misión es hacer más amable el hormigón. En el techo, la casa cuenta con paneles solares y un sistema de recolección de agua de lluvia para resultar sostenible.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?