El camino hecho casa

El acceso desde la carretera evoluciona hasta convertirse en la propia fachada de esta vivienda construida a la vera de un río, del estudio KWK Promes

1 / 13
By the Way House, por KWK Promes.

1 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

2 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

3 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

4 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

5 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

6 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

7 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

8 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

9 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

10 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

11 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

12 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the Way House, por KWK Promes.

13 / 13

By the Way House, por KWK Promes.

By the way Home es el elocuente nombre de esta casa diseñada por el arquitecto polaco Robert Konieczny, de KWK Promes. Situada en una franja aislada de tierra con vistas al río, el acceso desde la carretera, viniendo de una cota más elevada, y el muelle en la ribera exigían un camino de entrada que negociara la topografía con habilidad. Konieczny fue más allá utilizándolo como un elemento tectónico que se desprende del terreno y envuelve el edificio, formando el techo, el techo y las paredes.

Cuando KWK Promes comenzó el proyecto, el cliente insistió en que la casa tuviera la organización exacta de la casa que ya poseían. Aunque Konieczny sugirió que podría hacerse mejor, el cliente no estaba dispuesto a correr riesgos. "Empeoró", explica el diseñador, "me mostró un catálogo con algunos ejemplos terribles de arquitectura". Después de un debate, el cliente no se inmutó: "Robert, quiero que lo hagas y haz que se vea así".

El volumen se ve envuelto por una membrana en una dirección: cerrando visualmente el interior desde cualquier lado mientras ofrece vistas panorámicas hacia el río. La cinta se convierte en "quinta fachada", como cuando se ve desde arriba en la cima de la colina. Cuando se observa desde el nivel del suelo, se puede distinguir entre la membrana de la envoltura, hecha de un hormigón ligero, y las paredes interiores de madera. La vista hacia el río se interrumpe a ese nivel debido a la huerta que plantaron en frente. Una vez que el espectador asciende por la rampa, que llega al primer piso, la vista se extiende sin dilaciones.

Loading...