Vendida la casa en Palm Beach de JFK por 62 millones de euros

Es una de las sagas más influyentes del siglo XXI. Entra en la casa donde JFK y su familia pasaban las vacaciones, frente a la playa de Palm Beach. Ponte cómodo en sus habitaciones diáfanas decoradas con muebles rústicos y descubre cómo se relaja un presidente de los EE.UU.

La espectacular mansión de JFK en Palm Beach ha quedado al descubierto, tras su venta millonaria. Adquirida por su padre en 1933 ha sido vendida ahora por 63 millones de euros (70 millones de dólares). Su nuevo propietario podrá disfrutar de esta casa que edificó el arquitecto Addison Mizner frente a la playa de Palm Beach, en una de las zonas más exclusivas de Florida. Aquí, el presidente y la Primera Dama compartieron momentos irrepetibles.

1 / 11
John F Kennedy y Jackie Kennedy llegando a su casa en Palm Beach

Legado familiar

La casa fue adquirida en 1933 por su padre, el acaudalado empresario Joseph Patrick Kennedy, pero popularizada por el presidente y su familia. La villa tenía un valor sentimental para JFK, puesto que era su casa de vacaciones favorita. Aquí escribió el discurso con el que dio comienzo a su mandato y también las páginas de su libro Profiles in Courage, que le valió el Pulitzer. 

John F Kennedy y Jacquie Kennedy en la entrada de su casa de Palm Beach

Posado presidencial

Los medios de la época se referían a ella como la Casa Blanca de Invierno (JFK's Winter White House). Las llegadas a la mansión se vivían como un total acontecimiento. Se citaba a los medios en la puerta de la casa y, al día siguiente, la familia era portada en todos los periódicos. Jackie impresionaba con sus estilismos impecables. 

Postal de la casa de los Kennedy en Palm Beash

Pareja carismática

Los Kennedy pasaron largas temporadas en esta mansión diseñada por el arquitecto Addison Minzer y conocida como La Guerida. Situada en Palm Beach, una de las zonas más exclusivas de Florida, era también un punto de encuentro de fotógrafos, que aguardaban pacientemente en la entrada para conseguir la mejor instantánea. El presidente y Jackie nunca decepcionaban, siempre envueltos en un halo de glamour.  

Foto de Google Maps de la casa de Kennedy en Palm Beach.jpg

Match point

Ubicada frente al océano, la espectacular villa tiene una superficie de 11.000 m2 repartida en varios salones, siete habitaciones y ¡once baños! También cuenta con una imprescindible piscina en la que los pequeños de la familia chapoteaban. La pista de tenis fue añadida con posterioridad, cuando fue adquirida por John K. Castle, en 1995. 

Piscina de la casa de los Kennedy en Palm Beach con vistas a la playa

Piscina a pie de playa

La piscina goza de unas vistas privilegiadas a la playa, en la que se encuentran las famosas palmeras que dan nombre a la zona. Las hamacas que rodean la piscina respetan el estilo vintage que reina en toda la casa. ¿Qué sería de una casa así sin piscina?

Jardín con muebles de hierro blancos de la casa de los Kennedy en Palm Beach

Luces y sombras

La terraza está enmarcada por vegetación propia de la zona. El matrimonio traía aquí a sus invitados para que se relajasen. John Fitzerald Kennedy accedió al mandato en 1961, cuando su hijo menor, John-John, acababa de nacer. En 1963, un francotirador acabó con su vida, mientras viajaba en coche con su mujer Jackie. 

Terraza con vistas a la playa de la casa de los Kennedy en Palm Beach

Dormitorio con terraza

La casa no puede tener un emplazamiento más privilegiado, en primera línea de playa de una de las zonas más exclusivas de EE.UU. Desde el dormitorio se accede a esta terraza con suelo de baldosas rojizas y barandilla en color negro desde la que JFK y su familia gozaban de momentos de relax. 

Salon de la casa de los Kennedy en Palm Beach con muebles de ratán

Techo de madera

El salón principal da una idea aproximada de las dimensiones de la casa. Impresiona su techo alto rematado con casetones, que la acerca al estilo rústico. La estancia en la que John Kennedy y su familia se relajaban ha sido decorada con muebles de ratán, muy adecuados para una zona tan cálida como Palm Beach. Aquí aprovechaban para desconectar del ajetreo de su vida diaria como Presidente de los EE.UU y Primera Dama. 

Salón con techo con casetones de los Kennedy en Palm Beach

Chimenea cómplice

La luz natural de Florida se cuela por los amplios ventanales del estar, iluminando cada rincón. A la derecha se puede distinguir una chimenea de mármol blanco que se convertía en cómplice de las tertulias que la familia mantenía con sus invitados. Si las paredes de esta casa hablaran...

Cocina con paredes de color amarillo de la casa de los Kennedy en Palm Beach

A fuego lento

La cocina es una estancia con mucha luz natural, potenciada con la elección de muebles en tonos suaves. La decoración de la cocina se aleja un poco de la del resto de la casa. Aún así, la madera sigue siendo el material protagonista. Las paredes son amarillas, a juego con los tiradores dorados de los muebles. Las cortinas y la alfombra, con estampado floral, añaden calidez y sensibilidad al espacio. 

Comedor de la casa de los Kennedy en Palm Beach entrada con arco abovedado

Transición fluida

A través de un arco abovedado se accede al comedor. La vivienda consta de espacios amplios y comunicados de forma diáfana, que facilitan una circulación fluida. La penúltima propietaria de la casa fue la inversora Jane Goldman, que ahora la ha vendido por 70 millones de euros. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?