Una reforma sofisticada en Alicante que potencia las vistas sobre el Mediterráneo

Las impresionantes vistas sobre el Mediterráneo y la luz natural son los dos ejes sobre los que se ha desarrollado la reforma de Azul Tierra en este apartamento de Alicante, al cual se ha dotado de un carácter sofisticado y un estilo contemporáneo.

Cruzas la puerta y te sorprende esa visión cenital del mar, como si de pronto estuvieras suspendido sobre él o a bordo de una embarcación que te llevara a ese horizonte infinito que nunca se alcanza. Cuando la mirada se posa por fin en el interior de este apartamento en Alicante, reformado por Azul Tierra, nos damos cuenta de la sofisticación que se ha deseado otorgarle a través de materiales como el mármol Mandela y el granito Zimbawe –que dan forma a los dos volúmenes exentos de la cocina– y la madera de roble de la línea de armarios, que guardan el menaje y los enseres para que el ojo no se distraiga de lo fundamental: las vistas, la luz, las texturas...

La presencia importante de obras de arte contemporáneas denota el amor al arte de sus propietarios, Manuel Espuch, diseñador de moda, y Vicente Sanchís. La distribución está pensada para aprovechar al máximo las vistas y la luz, dejando la zona de día (cocina, salón-comedor) como un espacio abierto, como una caja de cristal con grandes ventanales de suelo a techo. Para la zona de noche se ha hecho el negativo: una caja de cristal negro y hierro, formando un dibujo Mondrian, que da acceso a las habitaciones.

1 /4
Horizonte infinito

La vista viaja a través del espacio y repara en el inmenso azul del mar. La sensación es de estar flotando sobre la lámina de agua. La cocina ha sido diseñada por Azul Tierra creando dos volúmenes que combinan el granito Mandela envejecido con el granito negro Zimbawe. En el techo, focos de Tekna. Los cuencos, sobre la isla, son de Lola Riviere para Azul Tierra. En la entrada, aplique Elgar, de DCW.

Horizonte infinito

En el comedor, la mesa es el modelo Tulip, realizada con madera ebonizada, y sillas de dignatario chinas, de roble natural, de la colección Azul Tierra. Lámpara 265, de Paolo Rizzatto para Flos. En primer plano, una silla tibetana, en Azul Tierra.

Horizonte infinito

En la cama, sábanas de lino de la colección De lienzo y plaid de lino antiguo, de Govou. El aplique de luz es el modelo 312  L,  de DCW Éditions. Puff Inout 42, de cerámica gris, de Paola Navone para Gervasoni. Sobre la cama, obra de Setxu Xirau titulada The Edge.

Horizonte infinito

Alfombra Sahara Tuareg, en Azul Tierra.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?