Recuerdos de la Movida (en Eslovenia)

Reforma de un luminoso apartamento de un emblemático edificio en Ljubljana para centrar la vida en torno a la comida, por Arhitektura d.o.o

Fotos: Miran Kambič

1 / 13
Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

1 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

2 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

3 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

4 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

5 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

6 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

7 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

8 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

9 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

10 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

11 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

12 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

13 / 13

Reforma en Ljubljana, por Arhitektura d.o.o.

Situado en un emblemático edificio residencial de los años 60 en Ljubljana (Eslovenia), este pequeño apartamento se beneficia de una orientación que garantiza abundante luz natural. Los autores de la reforma, el estudio Arhitektura d.o.o, quisieron preservar el diseño modernista original fusionando la experiencia reciente de vivir y trabajar en Madrid. El espíritu de La Movida planea por toda la obra.

De 50 metros cuadrados, conecta el espacio central para reuniones con otros espacios de vida: la cocina, el dormitorio y el estudio. Al mismo tiempo, los elementos utilitarios –como el calentador de agua, la lavadora y el armario– se mueven hasta el estrecho espacio que divide el apartamento en dos mitades, el público y el privado. Se alivia así de mobiliario de almacenamiento adicional.

Algunas de las piezas de mobiliario originales del arquitecto del edificio, Edvard Ravnikar, se restauraron, caso de los radiadores verticales de hierro fundido, el parqué de espiga de roble y el amplio estante de terrazo en el comedor. Puertas y armarios, de color blanco, se han instalado con una precisión casi quirúrgica, y otros elementos decorativos hacen memoria de aquel paso por Madrid, como el luminoso letrero, más propio de bares y discotecas de la capital española.

La cocina y el comedor son intencionalmente distintos del resto de espacios. El acero inoxidable es el principal material para dotarles de gran personalidad. La ausencia de sala de estar estándar es intencionada, para que la vida gire en torno al comer.

Loading...