Un loft en Chicago hecho a la medida de Pau Gasol

El estudio Vladimir Radutny Architects conjuga con ingenio el estilo industrial y la calidez más contemporánea en la reforma de este apartamento

1 / 10
Sofá y butaca azul, alfombra azul y blanca a cuadros, pufs grises, chimenea suspendida, mueble almacenaje negro, luminarias techo colgantes

El origen industrial de la vivienda se evidencia especialmente en el salón, donde las paredes de ladrillo visto y la estructura de hormigón de los techos quedan al descubierto y se mezclan con piezas de diseño contemporáneo, envolvente y con cierto aire teatral, como el caso de las luminarias

Comedor y cocina junto a salón, sillas en gris, mesa con sobre de cristal, cocina abierta con isla, mobiliario en blanco, campana en engro, revestimientos junto a ventana en ladrillo visto

El comedor y la cocina comparten espacio junto con el salón en la planta principal de este apartamento de Chicago. Las luminarias suspendidas acortan la gran altura de los techos y aportan una mayor sensación de calidez, potenciada por la gran entrada de luz natural y el empleo de madera a lo largo de toda la planta.

Salón con mueble almacenaje con televisor incorporado en negro, mesa de centro con sobre de mármol blanco, cubierta de hormigón, suelo elevado en madera, silla en blanco, pufs en gris

Un cubículo de acero negro oculta el dormitorio, y actúa como un foco visual dentro de la sala de estar, atrayendo miradas y actuando como un elemento más del mobiliario. Una composición modular de paneles revelan sus múltiples usos, incluido el almacenamiento para el televisor.

Cubierta de hormigón, columna de hormigón circular con base en negro, tarima de madera con escaleras en mármol y madra, doble nivel, cocina abierta en blanco

Con el objetivo de acotar la diáfana planta principal del apartamento, el estudio Vladimir Radutny Architects incluye una plataforma de madera elevada que proporciona un borde para la mejor disposición de los muebles así como un telón de fondo para plantas y otro tipo de objetos y recuerdos que han ido guardando los propietarios.

Dormitorio con suelo, paredes y techo de madera, cama sobre estructura baja de madera, armarios almacenaje lacado en blanco, luminarias en lateral madera

El dormitorio queda oculto tras el salón. Revestido totalmente de madera, adquiere un aspecto muy austero y homogéneo, solo interrumpido por el blanco de armarios y lencería de cama. La iluminación puntual queda integrada en la misma base de cama, de estilo japonés o tatami.

Armarios con frentes lacados en blanco encastrados sobre estructura de madera ntural, cortinas en blanco, cerramiento corredero en madera

Gran capacidad de almacenaje es lo que brinda esta secuencia de armarios del dormitorio principal. Los frentes se tiñen de roble blanco, quedando totalmente enmarcados, y reflejan la abundante luz natural que incide a través de las grandes aperturas de la estancia.

Bañera exenta, lavamanos suspendido en blanco, doble espejo en zona lavamanos con iluminación indirecta, cuadro azul, iluminación de techo sobre estructura de hormigón

El blanco también hace acto de presencia en el cuarto de baño del dormitorio principal. El cristal, el hormigón y los acabados cerámicos visten una estancia presidida por bañera exenta y acompañada de lavamanos suspendido y ducha e inodoro ocultos tras cerramientos de cristal translúcido al ácido.

Revestimientos paredes al descubierto en ladrillo visto y hormigón, elementos divisorios en madera, aperturas al exterior con cerramientos de cristal

Desde la espacio sala de estar y a través de una escalera cuyo tramo central consta de escalones flotantes de madera, se llega a una planta intermedia abuhardillada. De este modo, el estudio de Vladimir Radutny Architects responsable del proyecto optimiza la gran altura del apartamento y la iluminación natural que incide a través de sus aperturas superiores.

Estructura de madera con escaleras a nivel superior, sofá gris bajo voladizo, suelo de madera

El espacio abuhardillado, con estructura de madera, queda dividido en dos niveles, el primero de los cuales hace las veces de sala de estar. Cuenta con un cuarto de baño oculto en el extremo opuesto a la escalera que accede hasta el nivel superior.

Altillo con suelo de madera, estructura y vigas en hormigón, pared en ladrillo visto, silla de madera en negro, mesa de madera a medida, iluminación suelo con forma circular

Los 7 metros de altura que alcanza el techo de la vivienda se han ido fragmentando en diferentes niveles hasta alcanzar el superior, habilitado como espacio de trabajo para la pareja de propietarios, entre pilares de hormigón y vistas sobre los tejados de Chicago.

Quien tiene un loft tienen un tesoro. Y no lo decimos tanto por los metros cuadrados que acostumbran a tener este tipo de espacios, que también, sino por las múltiples posibilidades que brindan. Dada su naturaleza diáfana, exenta de particiones y tabiques, las posibilidades son infinitas y eso hace que se pueda empezar de cero partiendo de una construcción con solera y esencia industrial. Ese es el caso de este apartamento de Chicago, diseñado por el estudio local Vladimir Radutny Architects para su joven pareja de propietarios.

El apartamento, de 209 m2 de superficie, está situado dentro de un edificio centenario que antaño se usaba para el montaje y exposición de automóviles. Actualmente, y tras una renovación previa no demasiado acertada, el interior se ha mantenido despejado, respetando su esencia industrial y estructural, como las paredes de ladrillo visto y los techos y vigas de hormigón. A partir de ahí, el estudio responsable del proyecto ha incorporado una serie de elementos que han reorganizado por completo la distribución de la vivienda.

En el nivel principal se sitúa una amplia sala de estar que comparte espacio con el comedor y la cocina abierta. Esta última cuenta con una isla de trabajo y un ancho frente de armarios de almacenaje en roble blanco que se extiende hasta la entrada de la vivienda, quedando por debajo de la escalera que conduce a la zona abuhardillada. Tanto la cocina, como parte de la sala de estar y el dormitorio, se asientan sobre una plataforma de madera elevada, que enmarca la zona más pública de la vivienda a la vez que añade una dosis extra de calidez a otros más íntimos o personales. Ese es el caso del dormitorio principal, situado tras el módulo de almacenaje negro situado en el salón, y revestido totalmente de madera.

Las escaleras que conducen a los niveles superiores presentan unos primeros peldaños de hormigón en la parte inferior para luego sustituirse por delgados tableros de madera, la misma que se emplea para revestir paredes y suelos en este serpenteante estructura que se levanta hasta alcanzar los 7 metros altura. Una sala de estar que hace las veces de habitación de invitados y una zona de estudio se suceden a medida que se van subiendo escalones hasta alcanzar un jardín al aire libre con vistas del skyline de Chicago.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?