En el pueblo más chic de Brasil se encuentra esta casa con guiños a la artesanía local

La villa se encuentra en un jardín de plantas autóctonas y su interiorismo es una versión contemporánea del estilo tradicional y relajado de Bahía.

Con sus calles de adoquines irregulares, sus caminos de tierra y sus casas de madera pintadas de colores, el ambiente Trancoso, en el estado brasileño de Bahía, es una fusión entre la bohemia y el lujo, algo así como una Ibiza en el trópico. En medio de una parcela de tierra selvática del pueblo hemos encontrado esta vivienda con un interiorismo firmado por Maresca Interiors, un estudio que personifica el ADN de las hermanas italo-brasileñas fundadoras: una mezcla de elementos exóticos del modernismo brasileño fusionados con la elegancia atemporal del diseño italiano. En la villa, tanto las líneas como la decoración se inspiran en el lugar y en el deseo de los propietarios de vivir en una casa de cristal brillante, con toda la comodidad típica de una construcción bahiana, por eso no faltan la artesanía de la carpintería de la región y el trabajo de los lugareños autóctonos.

1 / 8
casa en brasil vista de pájaro

Enclavado en lo alto de un acantilado y rodeado de la exuberante belleza de la costa del estado brasileño de Bahía, en Trancoso, todavía se respira el espíritu bohemio y hippie que le hizo popular hace más de 30 años. Allí hemos encontrado se encuentra esta vivienda, de 300 metros cuadrados,  dentro de un jardín de plantas exóticas autóctonas. Para el interiorismo, el estudio Maresca Interiors buscó inspiración en su vegetación nativa y arquitectura local.

casa en brasil jardín y piscina

Las fronteras entre interior y exterior se desdibujan en esta villa brasileña pensada para disfrutar del aire libre. La vivienda está formada por dos bloques en forma de L, zonas comunes y dormitorios, está orientada alrededor de la piscina, que mantiene una conexión visual con la casa principal.

casa en brasil piscina

Tumbonas de líneas puras sobre un suelo de madera laminado invitan al disfrute de la piscina que tiene uno de sus extremos en la pared de bambú de los dormitorios.

casa en brasil comedor

Los grandes paneles acristalados y deslizantes de la zona común abren el espacio interior a la terraza de la piscina, lo que permite que el jardín se extienda hacia adentro.
 

casa en brasil comedor cocina

La abundante vegetación de la selva que resguarda la vivienda da una rica sombra, y el sol crea efectos con la luz natural en los espacios interiores

casa en brasil zona sofás

Las piezas artesanales, los colores suaves y los materiales rústicos se destacan gracias a la luz natural, que cambia a lo largo del día. Para aumentar la sensación de conexión con el jardín, se colocaron sofás verdes en la zona de estar, que también cuenta con un banco y una mesa de cristal. En todos los rincones de la casa se percibe la intención de borrar los límites entre interior y exterior. La atmósfera parece suspendida y desprende una sensación cálida, acogedora y auténtica.

casa en brasil pasillo

Un largo pasillo conduce a las habitaciones del bloque que alberga las habitaciones. Una de las paredes está envuelta en palos de eucalipto que conviven en armonía con el frondoso jardín.
 

casa en brasil pasillo iluminado noche

Por el día, la luz natural se filtra en el interior a través de los palos de bambú, y conecta a los habitantes con la naturaleza mientras aporta una sensación de tranquilidad. Por la noche, la iluminación crea juegos de sombras y efectos teatrales. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?