Este apartamento de los años 70 de París se moderniza sin caer en los tópicos

Sobre una base sobria, el estudio Heju arquitects incorpora algunas notas de color. Materiales honestos, rincones esenciales con encanto y detalles de artesanía conforman un paisaje inolvidable.

El estudio Heju architects, ubicado en la rue de Paradis de París, firma este apartamento en la capital francesa. La idea era cambiar el aspecto con el fin de modernizarlo, pero sin renunciar a su alma. El resultado supera todas las expectativas. 

Dicen que la elegancia es aquello que no se ve pero que se echa de menos. De ser verdad, este piso respira elegancia. Decisiones sabias, intervenciones poéticas y piezas escultóricas suman un resultado brillante. 

Y ello sobre un suelo de hormigón tamizado que dialoga con el techo de madera de las habitaciones. La huella de Alvar Aalto presente en todos los espacios de la casa...  

1 / 14
Salon con sofa de color blanco de un piso en paris

Voluntad artística

Los elementos artísticos ayudan a generar un ambiente dinámico. En el salón, se ha situado un cuadro de grandes dimensiones de inspiración onírica, que dialoga con el taburete de identidad escultórica y una mesa redonda.  

Salon con sofa blanco y butaca de color amarillo

Butaca amarilla

Sobre una base sobria, se ha optado por incorporar alguna pieza de color, como la butaca amarilla con sólidas patas del salón. El sofá es un modelo en tonos claros, a juego con el suelo de hormigón encerado y las paredes blancas. 

Piso en paris con arcos en las paredes para hacer una zona de trabajo

Arcos decorativos y funcionales

Los nichos en forma de arco del salón son detalles esenciales y con muchas posibilidades, ya que pueden actuar como marco para una estantería o bien para situar una mesa de trabajo. Estos arcos pueden variar de función según las necesidades de cada etapa vital. 

Rincon de lectura con butaca de color amarillo y estanteria de obra redondeada

Nota discordante

Las formas redondeadas del mobiliario contrastan con algunas piezas de líneas rectas, como la lámpara de pie del salón. El estudio encargado del proyecto crea un paisaje sobrio para, posteriormente, poder permitirse la licencia de incorporar una nota discordante. De esta forma se pasa de una decoración plana a una decoración con volumen. 

Comedor de un piso en Paris con puerta en forma de arco

Suelo fluido

En el suelo de todo el apartamento se ha utilizado hormigón encerado, que aporta una sensación de fluidez. Este aspecto mineral hace que se respire un ambiente muy tranquilo y conecta con el blanco en las paredes y el techo. 

Comedor de un apartamento en Paris con mesa de madera y lampara dorada

Un comedor redondo

El comedor está protagonizado por una mesa de madera de formas redondeadas con dos patas contundentes. Está acompañada por sillas en una madera más oscura. Detrás hay un mueble bajo que sirve tanto para almacenar objetos como para exhibirlos.

Piso en paris con repisa de madera y un espejo en forma de arco

Juego de espejos

Los arcos que se han proyectado a lo largo del salón conectan con las formas de este espejo situado en una pequeña repisa. Para completar este conjunto se ha optado por una iluminación muy sencilla: una bombilla a la vista con un detalle en madera y el cable amarillo. 

Cocina con muebles de madera y de color azul y encimera de granito

Nogal con azul petróleo

La cocina tiene un estilo deliberadamente vintage, con muebles de nogal y azul petróleo suavizados por una encimera de terrazo beige y un salpicadero de hormigón encerado gris claro.

Cocina con mueble de color azul y encimera de granito

Cocina con granito y madera

Solo la entrada y la cocina tienen notas de color. El tono azul petróleo escogido para la cocina rompe la monocromía sin hacer demasiado ruido. La encimera de granito combina con el mobiliario de madera y una sencilla estantería para pequeñas piezas. 

Comedor con una mesilla de madera pegada a la pared y taburetes de madera

Desayuno informal pero elegante

Enfrente de la cocina, una composición de líneas rosa pálido y una mesa de madera redondeada acompañada por dos taburetes en el mismo material, permite desayunar. La lámpara completa esta composición informal y elegante al mismo tiempo. 

Dormitorio con cortinas de color blanco

Un cabecero bonito y multiusos

El dormitorio principal, muy sobrio, está decorado con un cabecero con volúmenes de hormigón que se alarga en los extremos y sirve de tocador, por un lado, y de mesita de noche, por el otro. El techo de madera clara en las habitaciones aporta un ambiente muy tranquilo. 

Dormitorio con cabecero de obra y lampara de techo de papel

La importancia de la luz

En el dormitorio, la iluminación tiene un papel protagonista. Una escultural pieza de papel preside el techo, combinado el blanco con detalles en negro. En la mesita se ha incorporado una iluminación adicional de la mano de una lámpara negra que sigue las formas redondeadas de la mayoría del mobiliario. 

Dormitorio con espejo apoyado en la pared y cabecero de obra

Tocador con taburete de madera

Un taburete de madera aporta la nota artística en el dormitorio. Es una pieza de madera sobre un fondo blanco. El espejo, a modo de tocador, contribuye a que el espacio se perciba mayor, mientras que las cortinas de lino proporcionan fluidez.  

Baño con baldosas de color marron de un apartamento en paris

Un baño muy natural

En el baño, con baldosas ligeras y de pequeño formato, se ha puesto el acento en los materiales naturales. La impresión de espacio se multiplica gracias a un espejo colocado en la esquina y a un lavabo de gran tamaño.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?