Esta antigua tienda ahora es una de las casas más modernas y sorprendentes de Madrid

Lucas y Hernández-Gil están detrás de la llamada Casa A12, una vivienda en el corazón de Malasaña dominada por la luz, el mejor diseño y un jardín de lo más especial.

1 / 17
Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Convertir un antiguo comercio en una casa habitable no es una tarea precisamente fácil. Y más cuando el objetivo esencial es que la luz se apodere de todas las estancias. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Pero si algo está claro es que para el estudio Lucas y Hernández-Gil (los mismos que firmaron la reforma de este piso cercano al Parque del Retiro) no hay retos que valgan. Para muestra aquí está su espectacular Casa A12, cuya celosía en el suelo del hall resguarda uno de sus mayores secretos. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Aunque a primera vista no lo parezca, se trata de un dúplex y un despacho profesional situado en el corazón del madrileño barrio de Malasaña.

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Sí, la casa está llena de sorpresas. Por ejemplo, dentro de ese cilindro azul que has podido ver en la imagen anterior hay un pequeño lavabo oculto. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Se han concatenado diferentes ambientes en un juego de contrastes en el que cada estancia derrocha una personalidad igual de diferenciada que flexible. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

El propio estudio se ha encargado de diseñar expresamente para la ocasión todos los muebles, del mismo modo que hicieron en la Casa P82 que el pasado año te mostramos al detalle

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

La geometría, el color y la luz, sin duda, configuran un paisaje artificial interior propio. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Según palabras del propio estudio, la escalera conecta dos mundos: "el sótano y la guardilla"

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Si bien las estancias que anteriormente hemos visto podrían considerarse algo así como las "reales", al bajar las escaleras nos daremos de bruces con un microcosmos "onírico" de una fantasía desbordante. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Seguro que te estás preguntando qué hay realmente detrás de esa cortina plateada, ¿verdad?

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Pues nada más y nada menos que un sorprendente patio inglés interior ajardinado que recibe luz desde la calle filtrada por una celosía. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Este surreal jardín tropical bien puede considerarse un oasis; un espacio para la contemplación, el pulmón y el corazón de la Casa A12. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

¿Quiénes viven ahí? Una joven pareja con un perro son los que pueden disfrutar cada día de este marciano patio con césped de color naranja. 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Tal como narra el estudio: "La casa romana y mediterránea, introvertida y organizada entorno al atrio, se funde aquí con la descripción de Gaston Bachelar, en su 'poética del espacio', de la casa desde el punto de vista fenomenológico, donde la imaginación aumenta los valores de la realidad". 

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

A través de materiales metalizados en techos y paramentos verticales se ha multiplicado la luminosidad que entra desde la calle y los dos patios que estructuran la vivienda

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

Más allá de a través del patio interior ajardinado, para evitar que la Casa A12 fuera demasiado oscura Lucas y Hernández-Gil han puesto en juego diferentes mecanismos como claraboyas, lucernarios o aperturas de muros.

Casa A12 de Lucas y Hernández-Gil en Madrid

La transición de lo real a lo onírico se refuerza visualmente a través de una dualidad cromática que en realidad está inspirada en los campos de color del pintor Rothko.

Moderna, luminosa y con un sinfín de sorpresas que nadie se puede imaginar cuando se observa desde la calle. Este antiguo comercio (de ahí que su entrada se asemeje a la persiana de una tienda) ha mutado en la Casa A12, la última y sorprendente obra del estudio Lucas y Hernández-Gil. Se encuentra en Malasaña y, tal como sus artífices remarcan, el mayor reto al que se han enfrentado en esta ocasión ha sido dar luminosidad a todas y cada una de las estancias de la vivienda. Lo cierto es que lo han conseguido con creces, por ejemplo, creando un patio inglés interior ajardinado que es un auténtico oasis en medio de la siempre bulliciosa Madrid.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?