La perfecta casa de campo donde disfrutar de la belleza natural de Mallorca

Concebida como un mirador sobre una colina de Es Carritxó, el estudio barcelonés Bloomint Design ha recuperado la esencia de esta cada de campo, abriéndola al paisaje mediterráneo exterior

1 / 22
Salón con sofá gris y butacas negras, mesa de centro de maderra, alfombra con motivos geométricos

En la cima de la colina de Es Carritxó, en Mallorca, se encuentra esta vivienda de fondo tradicional y formas vanguardias, un lugar destinado al estudio de los fenómenos naturales.

Salón con sofá beige y cojines en tonos tierra, alfombra en crudo y negro , mueble de acero negro

La vivienda, con una superficie de 400 m2, encuentra en la sala de estar uno de sus epicentros.

Zona de paso a salón, chimenea blanca, vuelta catalana en techo, perfilería de madera, cortinas de lino

El estudio Bloomint Design, con sede en Barcelona, ha sido el encargado de devolver a la casa su esencia conectándola a sus impresionantes vistas, al sol, al cielo, a los campos, al mar.

Doble puerta de entrada de madera, suelo de canto rodado, chimenea de obra

A la hora de vestir la casa, Bloomint Design ha utilizado materiales naturales de la isla, así como una mezcla de elementos modernos y tesoros artesanales elaborados en Mallorca.

Salón conectado a comedor y cocina, todo en espacio diáfano pero separado en ambientes

Salón, comedor y cocina comparten un mismo espacio diáfano y muy luminoso en la planta baja. Aún y aunarse entre las mismas paredes, cada zona logra crear su particular ambientación y mantener su protagonismo dentro del conjunto.  

Comedor con sillas de piel y madera, techo con volta catalana, cortinas de lino

Antes de la reforma, la vivienda era un espacio cerrado y oscuro que el estudio autor del proyecto se encargó de abrir los diferentes ambientes con grandes aperturas, con el fin de conectar con el exterior y dejar entrar grandes dosis de luz natural. 

Mesas de piel y madera de comedor hacia cocina con isla de trabajo y luminarias blancas suspendidas

La cocina, en el extremo de la planta, se caracteriza por su cubierta inclinada con la tradicional vuelta catalana. Sin muebles altos pero con una isla de trabajo en madera más clara, a juego con la mesa del comedor, su distribución resulta funcional a la vez que visualmente liviana.  

Comedor exterior con mesa de madera, sillas grises y banco de obra con cojines de colores

El buen clima de la isla y la voluntad por establecer un vínculo directo con el entorno, ha propiciado la creación de un comedor exterior provisto de una bancada de obra proyectada sobre la misma fachada de piedra, y acompañada de un mesa de madera, luminarias suspendidas de fibras naturales y sillas de tonos neutro. 

Zona de paso con frentes de armarios a juego con las puertas de habitaciones

La casa principal se extiende en la planta baja y da cabida a las áreas sociales así como a tres habitaciones más. La torre, conectada a la casa principal en un nivel superior, aloja el dormitorio principal y el infantil.

Dormitorio con cama en estructura de madera, mesa auxiliar negra cromada, baño abierto con encimera de piedra

Cada pieza ha sido pensada para conectarse con el ambiente natural y relajado de la isla. En el caso del dormitorio, ese aspecto sereno se acompaña de una paleta de colores neutros y manteriales naturales. El baño, de distribución abierta, desplaza la bañera exenta al centro del dormitorio.

Bañera exenta dentro de dormitorio, frente a televisor, y mueble de madera

La apertura de los espacios y la creación de ambientes más acogedores, favorece una circulación fluida a lo largo de toda la casa.

Dormitorio con puerta de madera envejecida, cabecero con luminaria de foco incrustadas y alacena iluminada indirectamente

Para todo el proyecto se ha empleado un mismo lenguaje de interiorismo con la voluntad de generar un conjunto armónico entre los diferentes ambientes.

Dormitorio con baño semiabierto a base de cerramiento transparente, suelo de canto rodado y pouf grisáceo

En todo el proyecto se han empleado materiales naturales, como un mármol de color crema para el suelo, diferentes maderas y acabados para el mobiliario, así como tejidos de textura natural como el yute, el algodón, el lino y la lana.

Encimera de lavamanos en piedra gris, revestimiento blanco y azul, estantes ocultos en hueco frontal

Los suelos de cantos rodados y los revestimientos de tonos azules de la zona de lavamanos ponen el toque mediterráneo a los diferentes cuartos de baño de la vivienda.

Terraza cubierta con mobiliario exterior en gris y verde y mesa de centro de madera.

En Mallorca se vive fuera, conectado con lo que la tierra tiene que compartir como el sol, el cielo, los campos, el mar... De ahí que muchas de las estancias se proyecten y extiendan hacia el exterior a modo de terrazas y porches

Dormitorio con baño, ducha con hoja de vidrio, toallero hecho de madera artesanal

Muchos elementos decorativos fueron diseñados por Bloomint y hechos a mano por artesanos de la isla, tal es el caso de las luces colgantes de vidrio soplado.

Cuarto de baño con suelo de canto rodado y revestimiento blanco y azul

Soluciones funcionales y sobrias visten unos cuartos de baño luminosos, de acabados naturales, que optimizan el espacio disponible gracias al empleo de cerramientos de cristal transparente. 

Detalle de puerta armario habitación y estante abierto en blanco

Las puertas de madera oscura, renovadas con el savoir-faire tradicional de la isla, tienen presencia a lo largo de toda la casa, convirtiéndose en un elemento de continuidad con reminiscencias tradicionales. 

Vivienda exterior en planta baja con porticones de madera verde y vegetación en fachada y alrededores

Se ha creado un camino entre los diferentes elementos de la propiedad, un recorrido entre la casa principal, la torre, la pajarera y la casa de la piscina, entre dentro y fuera, de día y de noche.

Butaca roja en porche con fachada de piedra y cerramientos de madera verdes

Cómodos asientos visten los espacios exteriores cubiertos de la vivienda, invitando a disfrutar de las vistas y el exterior, bajo una paleta cromática que se fusiona con el entorno. Las aperturas de la fachada de piedra se protegen con contraventanas de madera en verde claro. 

Exterior vivienda de piedra vista y beige, con zonas ajardinadas

La vivienda disfruta de una amplia extensión exterior, mucha de ella ocupada por estructuradas parcelas ajardinadas que se asientan sobre el terreno inclinado. Incluye, además, un espacio para el estudio de los fenómenos de la naturaleza, con una amplia vista.

Piscina desbordante junto a zona arbolada, hamacas de madera y cojines crudos

Una piscina desboradante, equpada con tumbonas de madera y mesas auxiliares de cerámica blanca y terracota hechas por artesanos locales, se abre al paisaje rural de Es Carritxó, al sudeste de Mallorca. 

Situada en un entorno rural tranquilo y relajada, esta vivienda se alza sobre una colina, rodeada de naturaleza autóctona. Hasta este bello paraje mallorquín, concretamente en Es Carritxó, al sudeste de la isla, es donde el estudio barcelonés Bloomint Design ha llevado a cabo uno de sus reciente proyectos. Se trata de una vivienda de 400 m2 de superficie interior que se abre al exterior convirtiéndose en un mirador habitable con excepcionales panorámicas.

La propiedad original se caracterizaba por ser cerrada y oscura, sin apenas establecer conexión entre la casa y sus alrededores. Por ello, una de las primeras actuaciones de Bloomint Design ha sido la de abrir la casa y conectarla con la naturaleza colindante. Asimismo, se han conectado los diferentes elementos de la propiedad, creando un vínculo entre ellos, una trayectoria a base de un mismo lenguaje de interiorismo que los abraza a todos, que no son pocos. Por una parte está la casa principal, donde se ubican las áreas sociales y tres dormitorios, todo ello en la planta principal. Conectada a la casa principal está la torre, con las dos suites, una parental y otra infantil. Escondida entre los árboles está la casa de los pájaros, donde se emplaza un spa, un gimnasio y un salón. Y, finalmente, está la casa de la piscina, abierta a una piscina desbordante y equipada con comedor sombreado y cocina exterior.

En la actuación interior se ha hecho todo lo posible para aportar luz natural a la casa. Se han abierto los espacios sociales interiores creando una sala de estar más acogedora y espaciosa con una circulación fluida. Materiales nobles, tejidos naturales y diseños a medida, proyectados por Bloomint Design y elaborados por artesanos locales visten al conjunto de ambientes de la casa, todo ello bajo un aspecto sereno y desenfadado, con esencia mediterránea.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?