Un pequeño piso totalmente reformado con mucha luz natural en el centro de Paris

El estudio Pierre-Louis Gerlier Architecte ha convertido un oscuro piso parisino en otro, diáfano, luminoso y colorido, con un atractivo muro curvo con paneles de madera festoneados

En el barrio legendariamente bohemio de Saint-Germain-des-Prés, los propietarios –que viven en el campo- eligieron allí un moderno piso pequeño para sus estancias en París y le encargaron al estudio Pierre-Louis Gerlier Architecte un proyecto para su completa transformación. El piso era sombrío y anticuado y los clientes querían sentirse allí como en las habitaciones de un hotel sencillo y alegre, experiencia que muchos lectores habrán experimentado: encontrarse  en el corazón del viejo e incomparable París, pero durmiendo y desayunando en habitaciones modernas, límpidas, estimulantes.

El estudio de arquitectura Pierre-Louis Gerlier tiró abajo paredes innecesarias y falsos techos que ocultaban una doble altura y rediseñó el espacio que da al patio inspirándose en aquella salvadora Casa de Cartón que construyó el arquitecto Shigeru Ban después de un  terremoto y que le valió, por cierto, el premio Pritzker en 2014. Un gran muro curvo atraviesa el espacio, creando un salón que se abre al exterior, un estudio aislado y una división (curva, también) que encierra la cocina compacta y el cuarto de baño. Los paneles de madera festoneados que decoran este elemento curvo está resuelto en dos tonos, que amplían y animan el espacio. Y justamente los colores, por fin, son los atributos que más han complacido a los propietarios: las manchas en verde, en castaño y en rojo, contra la envoltura blanca de las paredes y del techo con vigas pintadas también de blanco. Recordemos el efecto chispeante que produce la presencia de  un gran ramo de flores en un espacio despejado, porque algo parecido ocurre en este piso parisino con ese rojo de la silla y de la ligerísima mesilla y ese verde del cabecero flanqueado por columnas en el dormitorio, y el verde de un estante pintado, y el acabado en verde más oscuro del hormigón acabado del baño. El marrón castaño de los paneles festoneados y los marcos de madera son el cálido asidero matérico que completan la conversión de un antiguo piso sombrío en una interpretación doméstica de una suite de hotel moderno.

1 / 8
Piso reformado en Paris con techos con vigas estar

El estudio Pierre-Louis Gerlier Architecte ha reformado al completo un oscuro piso parisino.

 

Piso reformado en Paris con techos con vigas dormitorio con cabecero en color verde

Diáfano y alegre el nuevo dormitorio, con la cama bien alojada en la composición de un cabecero verde.

 

Piso reformado en Paris con techos con vigas tocador

El juego de colores (blanco, castaño, verde) y de reflejos amplían la percepción de la escasa dimensión del piso.

 

Piso reformado en Paris con techos con vigas dormitorio

Anulado el techo falso, se descubren las vigas, que han sido pintadas e integradas en la envoltura en un blanco iluminador.

Piso reformado en Paris con techos con vigas baño

Un  acabado en verde oscuro recubre las paredes del cuarto de baño.

 

Piso reformado en Paris con techos con vigas dormitorio con espejo redondo y pared verde

La diafanidad del espacio, los toques en verde y rojo, la pared curva y las vigas pintadas caracterizan la reforma de Pierre-Louis Gerlier.

 

Piso reformado en Paris con techos con vigas cocina

El muro curvo con paneles de madera festoneados recorre el piso y es factor fundamental de la transformación del piso.

 

Piso reformado en Paris con techos con vigas cocina con pared verde

La captura de luz natural ha sido objetivo prioritario del proyecto del estudio de Pierre-Louis Gerlier para este piso en París.

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?