Pasado y presente se citan en Barcelona

El estudio 2M Arquitectura ha revitalizado la nobleza original de una casa centenaria potenciando la calidad espacial del edificio

Fotos: Eugeni Pons

1 / 8
2M arquitectura-03.

1 / 8

El sofá tapizado en tono crudo es un diseño de Piero Lissoni para Cassina; el de cuero marrón es el Extra Soft de Living Divani, también diseñado por Piero Lissoni. El conjunto de mesas bajas Surface es de Dawn Sweitzer para Notre Monde. La lámpara de sobremesa se ha adquirido en Armando de David.

2M arquitectura-07.

2 / 8

En el comedor, la mesa ha sido realizada a medida por la firma belga Athmosphere et Bois. Las sillas, tapizadas en dos colores, son de Gubi. Lámpara de suspensión  Atom, diseño de AC Studio para Aromas del Campo. Apoyado en un mueble bajo blanco, diseñado por el estudio 2M Arquitectura, un mapa antiguo, comprado en Chez les Voisins.

2M arquitectura-11.

3 / 8

En la zona de entrada, un frente de armarios grises diseñados por Chez les Voisins. En la web de esta marca se venden también la lámpara de sobremesa, de House Doctor, y la alfombra de yute.

2M arquitectura-29.

4 / 8

Los niños de la familia juegan junto a la  piscina, cuya lámina se ha enrasado por uno de sus lados con el pavimento. La butaca es la icónica BKF Butterfly, creada en 1938 por Bonet, Kurchan y Ferrari-Hardoy.

2M arquitectura-09.

5 / 8

En el suelo de la cocina se ha recuperado el antiguo mosaico hidráulico. El mobiliario integral es el modelo b1, de bulthaup. La mesa es un diseño de Chez les Voisins, mientras que los taburetes han sido realizados artesanalmente por la marca española Sol y Luna. Lámpara de suspension, de Gubi.

2M arquitectura-26.

6 / 8

El mobiliario de la habitación infantil se ha hecho a medida según un diseño de los arquitectos. Las lámparas de lino, los taburetes y la alfombra, realizados artesanalmente en Marruecos, se venden en Chez les Voisins. La estantería de metal es la  Mategot, de Gubi.

2M arquitectura-23.

7 / 8

En el dormitorio principal, el cabecero, de terciopelo negro, es de Roche-Bobois, mientras que las mesillas de noche han sido diseñadas por Chez Les Vosins y fabricadas en Francia. La mesa baja, de latón y vidrio, procede de la tienda barcelonesa Armando de David.

2M arquitectura-24.

8 / 8

En el baño principal se ha dejado a la vista la viguería original de madera y se ha recuperado el antiguo pavimento hidráulico. La bañera es de Agape; las griferías, de Fantini, y los lavamanos, de Inbani. La mesa redonda dorada es de House Doctor, a la venta en Chez les Voisins.

Las grandes ciudades conservan barrios donde aún quedan casas con sus antiguos jardines, sombreados por árboles de anchas copas. La parte central de esta casa barcelonesa data de 1896, ampliada y reformada posteriormente con escaso cariño por los materiales originales. La remodelación propuesta por el estudio 2M Arquitectura, con interiorismo a cargo de Chez les Voisins, consiste sustancialmente en una distribución interior nueva, que potencia la calidad espacial del edificio, e incide en la recuperación de elementos y materiales originales (pavimentos, paramentos, carpinterías) “para crear lugares usando palabras antiguas adaptadas a un lenguaje contemporáneo”, explican los autores del proyecto.

Un rotundo muro de piedra marca toda la longitud de la parcela, pero ese elemento de notorio encanto que había sido quitado de la vista detrás de acabados más bien ingratos, ahora traza un bello lateral texturado, tanto en el jardín como el salón. Y no solo la piedra ha sido reintegrada a un espacio ahora extraordinariamente abierto, sino también una franja superior de ladrillo que forma parte, asimismo, de la historia noble de la casa.

La revitalización de las texturas originales posee un vigor especial en el dormitorio principal, con ese cielorraso de ladrillo y vigas, y con un marco blanco que cumple funciones técnicas (en su hueco interior se ocultan cables y dispositivos) y estéticas ya que ha permitido una iluminación nocturna que enriquece la visión de las vigas, infundiéndoles un protagonismo propio. Es uno de los “vocablos” del nuevo “discurso” que el proyecto ha concebido y la realidad entrega. Debajo de ese techo discurre un espacio alargado y continuo: en un extremo, la cama y el cabecero negro (contra un fondo de papel pintado con motivo selvático) y en el otro, el baño con pavimento hidráulico.

Pero volvamos a la planta baja, donde el salón y el comedor –separados por el mueble en que se integra la chimenea– ofrecen un escenario magnético, con espacio interior hecho de materias cálidas y exterior con muro antiguo, piscina y árboles.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?