Paredes que aparecen y desaparecen en este este moderno ático de Barcelona

La madera teñida de negro crea un marco neutro y sobrio en esta casa abierta y fluida del Eixample barcelonés. Las puertas correderas distribuyen el programa funcional y cambian por completo el espacio en este proyecto del estudio de arquitectura Jaime Prous.

Madera y acero, los materiales protagonistas de la reforma.

Madera y acero, los materiales protagonistas de la reforma.Foto: José Hevia

En la última planta de un edificio del Eixample de la ciudad de Barcelona, con privilegiadas vistas a la ciudad, el estudio de Jaime Prous se ha encargado de ejecutar la reforma interior de un dúplex que refleja el carácter inquieto e innovador propio del arquitecto. El resultado de su intervención es un espacio fluido y dinámico que puede cambiar completamente gracias al juego de correderas que se ocultan en el mobiliario. "No se trata de muros, sino de muebles. No se trata de puertas sino de paredes que aparecen y desaparecen. No se trata de bloquear, sino de reflejar…", asegura el arquitecto.

1 /7
PROUS MUNTANER 02

PROUS MUNTANER 02

PROUS MUNTANER 09

Pocas piezas y escogidas conviven en la sala de estar de este dúplex de 200 metros cuadrados. Entre ellas, el sofá Senso de Mario Ruiz para Joquer y lámpara de Flos.

 

PROUS MUNTANER 08

El estudio ha concebido un espacio abierto y fluido "que se articula a través de unos elementos de mobiliario que distribuyen el programa funcional, otorgando privacidad allí donde es necesaria", explican. En la reforma también se ha independizado la estructura de cerramiento dejándola exenta y con personalidad a través del color verde penicilina.

 

PROUS MUNTANER 07

En esta vivienda barcelonesa la luz se ha tratado de una manera muy japonesa, no solo por que se filtra a través de una delicada celosía que da acceso a la terraza, también gracias al uso de materiales con  efecto especular que generan reflejos que aparecen y desaparecen.

Jaime Prous Atico Muntaner

En el comedor, sobre la mesa Long Island de Rimadesio, ilumina la estancia la lámpara Teiko de Santa Cole. Las sillas CH24 de Carls Hansen & Son, completan la sobria estancia.

PROUS MUNTANER 06

El espacio fluido y dinámico puede cambiar completamente gracias a un juego de correderas que se ocultan en el mobiliario. "Estas paredes son un elemento mágico, ya que son trozos de pared que aparecen y desaparecen; tienen el don de cambiar completamente la percepción del espacio", apuntan los artífices del proyecto que ha apostado por usar chapa espejo que crea un espacio infinito que genera un sugerente juego de reflejos lleno de matices.

PROUS MUNTANER 12

Jaime Prous ha reducido el uso de materiales a su mínima expresión: Madera de roble y abedul teñida de negro para mobiliarios y suelo; acero inoxidable, pulido o arenado y color blanco, mate y reflejante, que ayuda a armonizar todo el conjunto.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?