Una mini casa prefabricada transformable para vivir en paz en mitad del campo

La cabaña Anna de Caspar Schols puede montarse y desmontarse las veces que se quiera y está formada por dos cuerpos que se desplazan para transformar el espacio a voluntad.

Animado por el éxito internacional de la Garden House, un pequeño pabellón de madera que diseñó para el jardín de su madre, el arquitecto Caspar Schols decidió desarrollar un modelo de casita habitable que pudiera comercializarse empaquetada y montarse y desmontarse en cualquier parte del mundo. El resultado es Anna –el nombre de su madre–, una cabaña de madera prefabricada y dinámica que se transforma gracias a una plataforma elevada sobre la que se desplazan dos cuerpos conformados por varias capas para configurar el espacio según las condiciones exteriores o las necesidades del usuario: desde crear un gran salón central al aire libre hasta recogerse en la intimidad. La casa puede entregarse entera o en 26 paquetes planos de no más de 500 kilos cada uno, además de 14 pilares de acero de 1,5 metros de largo que actúan de soporte sobre el terreno. Todos los elementos caben en un camión y pueden montarse en cinco días y desmontarse en tres con ayuda de una pequeña grúa eléctrica y tres operarios. Su precio es de 87.000 euros más IVA y costes de instalación.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir más información sobre arquitectura prefabricada.

1 / 8
Cabaña de madera con comedor en mitad del campo

Los cuerpos que conforman la cabaña se desplazan sobre una plataforma con ayuda de raíles.

Cabaña de madera plegada con techo de aluminio en mitad del campo

La cabaña puede abrirse o cerrarse en función de las condiciones climáticas y de las necesidades de sus usuarios.

Interior de madera de una cabaña en la naturaleza

La estructura exterior es de madera de alerce sin tratar, mientras que para los interiores se eligieron paneles de abedul por su calidad y color claro, aislados con una capa de cinco centímetros de serrín.

cabaña de madera con paredes de cristal en mitad del campo

La cubierta protectora de madera se abre dejando la carcasa de vidrio que permite disfrutar de la luz y experimentar el contacto con la naturaleza.

Cabaña de madera en mitad del campo

El espacio se calienta con una estufa de madera, pero hay la opción de instalar calefacción eléctrica.

Cabaña de madera al atardecer

La cabaña se comercializa en dos versiones: Anna Stay, con una configuración como vivienda para cuatro personas, y Anna Meet, diseñada para actividades en grupo: encuentros familiares o de amigos, reuniones de trabajo, clases, etc.

Cabaña de madera flexible con paredes que se mueven

El concepto flexible y por capas de Anna evoca el modo en que nos vestimos en función del tiempo que hace, las ocasiones o nuestro estado de ánimo.

Comedor de una cabaña de madera con suelo de lamas en mitad del campo

La cabaña también tiene una parte fija que contiene la cocina, el baño y espacio de almacenamiento.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?