Mi pequeña casa de madera

De tan solo 20 m2, satisface plenamente los deseos de conectar con el paisaje y en clave contemporánea, por mw|works architecture+design

Fotos: Andrew Pogue

1 / 14
Little House, por mw works

1 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

2 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

3 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

4 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

5 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

6 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

7 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

8 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

9 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

10 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

11 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

12 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

13 / 14

Little House, por mw works

Little House, por mw works

14 / 14

Little House, por mw works

Diseñada por el estudio mw|works architecture+design, esta Little House –así la han bautizado– se encuentra escondida en un frondoso bosque bordeando un acantilado, en un remoto paraje del estado estadounidense de Washington. Tiene poco más de 20 m2 y su simple forma se abstrae en el dibujo del bosque y su rígido exterior contrasta vivamente con un interior cálido y luminoso.

Los propietarios viven a tiempo completo en Houston, Texas, y han pasado muchos veranos con su familia en una casa cercana: les encantaba el salvajismo del lugar. Las primeras discusiones giraron en torno a crear una estructura compacta y moderna que fuera simple y económica de construir. Intencionalmente restringida por unos cimientos ya existentes, surgió el concepto: una caja simple con grandes aberturas talladas tanto en el techo como en las paredes que adoptan selectivamente las vistas y la luz natural.

Se entra desde el sur. Una cubierta delgada marca la entrada y enmarca vistas del canal que se encuentra abajo. Las elevaciones más transparentes del norte y el oeste llevan el paisaje al interior. Las elevaciones sur y este permanecen en su mayoría opacas por mirar al camino de entrada y las casas vecinas. Los tragaluces se tallan en el techo, trayendo luz y vistas de las estrellas sobre la cama y hacia la ducha.

Los paneles de cedro negro oxidado y de cemento ennegrecido cubren el exterior, mientras que los paneles de MDF ligeramente pintados y el contrachapado de pino suave calientan e iluminan el interior. Al oeste de la casa un gran patio soleado se extiende hacia el paisaje y sirve como un punto de partida para el sistema de senderos que desciende hasta la orilla del agua.

Los cimientos anteriores finalmente sirvieron como una herramienta efectiva para determinar el proceso de diseño. El enfoque se fijó en lo esencial y los extras se fueron suprimiendo según intereses y presupuesto. El proyecto resultante espera capturar la esencia de la cabaña moderna: pequeña en tamaño pero mucho más grande que sus límites.

Loading...