Un luminoso apartamento en París

Guillaume Alan reescribe el clasicismo francés en la renovación de este apartamento parisino buscando la complicidad del gris pálido y el blanco junto a las líneas puras para crear una atmósfera apacible.

1 / 11
"La luz hace que el espacio y las sombras existan." Guillaume Alan

"La luz hace que el espacio y las sombras existan." Guillaume Alan

Esencialismo y clasicismo convergen en el vestíbulo de la entrada, inspirado en La Orangerie del palacio de Versalles, donde Alan ha creado una serie de arcos de piedra con espejos empotrados.

Esencialismo y clasicismo convergen en el vestíbulo de la entrada, inspirado en La Orangerie del palacio de Versalles, donde Alan ha creado una serie de arcos de piedra con espejos empotrados.

Salon de color blanco con arcos y molduras de un apartamento en Paris. El ventanal se ha inspirado en una antigua puerta que Alan vio en Oxford, mientras que el techo abovedado magnifica la altura del espacio. Siguiendo un alto nivel de precisión, las franjas de mármol se cruzan entre sí en el suelo en contraste con la tarima de madera de roble

El ventanal se ha inspirado en una antigua puerta que Alan vio en Oxford, mientras que el techo abovedado magnifica la altura del espacio. Siguiendo un alto nivel de precisión, las franjas de mármol se cruzan entre sí en el suelo en contraste con la tarima de madera de roble

Salon con sofa blanco y techos con arcos de un apartamento en Paris. La sala de estar expresa el estilo atemporal y sosegado de Guillaume Alan: la forma en que trata y define el espacio es muy limpia, tiene un enfoque puro e impecable del espacio. Los sofás y la mesa de centro son de la colección Satin, de Guillaume Alan.

La sala de estar expresa el estilo atemporal y sosegado de Guillaume Alan: la forma en que trata y define el espacio es muy limpia, tiene un enfoque puro e impecable del espacio. Los sofás y la mesa de centro son de la colección Satin, de Guillaume Alan.

En el comedor, las líneas marcadas, las impecables proporciones y la paleta monocroma del espacio se equilibran con la suavidad que aportan las formas curvas del mobiliario y las texturas de los detalles decorativos.

En el comedor, las líneas marcadas, las impecables proporciones y la paleta monocroma del espacio se equilibran con la suavidad que aportan las formas curvas del mobiliario y las texturas de los detalles decorativos.

Rincon con una mesa redonda de marmol y sillas blancas de un apartamento en Paris. En la cocina, los sillones Tao, de Gillaume Alan, y la mesa redonda están perfectamente relacionados con la arquitectura, todo en madera de fresno y mármol. El mismo mármol se usa en el friso de la pared y en el marco que delimita y contrasta con la tarima de madera de roble.

En la cocina, los sillones Tao, de Gillaume Alan, y la mesa redonda están perfectamente relacionados con la arquitectura, todo en madera de fresno y mármol. El mismo mármol se usa en el friso de la pared y en el marco que delimita y contrasta con la tarima de madera de roble.

La moldura de mármol ha sido realizada a medida.

La moldura de mármol ha sido realizada a medida.

El dormitorio principal ha sido pensado y diseñado para que se una abiertamente al baño. El friso, que forma parte de la arquitectura, continúa a través del baño para crear una pared única en toda su longitud.

El dormitorio principal ha sido pensado y diseñado para que se una abiertamente al baño. El friso, que forma parte de la arquitectura, continúa a través del baño para crear una pared única en toda su longitud.

Baño con muebles hechos a medida en marmol blanco de un apartamento en Paris. El mármol de Carrara, omnipresente en las superficies del baño al igual que en el resto del apartamento, ha sido cuidadosamente elegido por su grano poético. Su presencia crea un lujo “radical” porque se ha prescindido de toda ornamentación y de cualquier elemento superfluo.

El mármol de Carrara, omnipresente en las superficies del baño al igual que en el resto del apartamento, ha sido cuidadosamente elegido por su grano poético. Su presencia crea un lujo “radical” porque se ha prescindido de toda ornamentación y de cualquier elemento superfluo.

Baño con paredes de marmol y griferias negras de un apartamento en Paris. Aunque la espaciosidad no es un problema en este apartamento, la unidad tonal y matérica no solo crea la ilusión de mayor amplitud, sino que también permite añadir profundidad, textura y armonía a cada uno de los ambientes.

Aunque la espaciosidad no es un problema en este apartamento, la unidad tonal y matérica no solo crea la ilusión de mayor amplitud, sino que también permite añadir profundidad, textura y armonía a cada uno de los ambientes.

Guillaume Alan y Emilie Le Corre, su socia, que dirige el estudio de diseño de Londres.

Guillaume Alan y Emilie Le Corre, su socia, que dirige el estudio de diseño de Londres.

En el corazón del París más clásico y elegante, en la última planta de un edificio del período Haussmann (comienzos del siglo XIX), asomado al Sena y la Torre Eiffel, Guillaume Alan ha desplegado su estilo sereno y atemporal en la reforma integral de un apartamento para una pareja admiradora de su trabajo desde hace años.

El proyecto ha supuesto una reorganización total de la distribución interior. Aprovechando que la vivienda dispone de vistas en 360º, la luz ha sido fundamental en el diseño del nuevo espacio. “Es un elemento que hemos intentado comprender desde los primeros pasos del proyecto. La luz hace la arquitectura; gracias a ella las paredes, las sombras, el espacio pueden existir”, afirma Alan. Para reforzar la luminosidad interior, ha recurrido a una tonalidad monocroma de un gris muy pálido que el interiorista ha creado expresamente para la ocasión y que ha bautizado como craie, tiza.

Este color se despliega por las superficies arquitectónicas y texturas del mobiliario: paredes pintadas, suelos de roble gris claro cepillado y mármol, alfombras de lino natural, seda, lana... Aunque la espaciosidad no es un problema en este apartamento, la unidad tonal no solo crea la ilusión de mayor amplitud, sino que también permite añadir profundidad, textura y calidez a cada ambiente sin comprometerse con un color determinado u otro elemento decorativo superfluo. La impecable selección de mobiliario del autor, en línea con el refinamiento mesurado de todo el proyecto, contribuye a lo que él denomina una arquitectura comedida en sus formas, pero fastuosa en su espíritu.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?