Lujo de alta mar en las alturas

De los exclusivos interiores de superyates a rascacielos en pleno corazón de Nueva York. El estudio March & White desembarca en la Gran Manzana por todo lo alto

1 / 6
Dormitorio con cocina, chaise-longue frente a apertura, butacas blancas, mesa a modo de puf. El dormitorio, junto con el resto de estancias de la vivienda está equipado con mobiliario hecho a medido y asientos y acabados en una constante cromática inspirada en el paisaje exterior.

El dormitorio, junto con el resto de estancias de la vivienda está equipado con mobiliario hecho a medido y asientos y acabados en una constante cromática inspirada en el paisaje

Salón, mesa de centro redonda, sofá azul marino, cerramiento cristal, vistas skyline, butacas de piel. El espacio compartido entre salón, comedor y cocina se viste de piezas envolventes de refinado diseño dispuestas en orden para separar ambientes y dejar que la imponente luz natural del exterior y sus vistas fluyan por la planta.

El espacio compartido entre salón, comedor y cocina se viste de piezas envolventes de refinado diseño dispuestas en orden para separar ambientes y dejar que la imponente luz natur

Exterior rascacielos Greenwich, NY. El proyecto de interiorismo, el primero del estudio londinense March & White en Estados Unidos, se sitúa en un rascacielos proyectado por Rafael Viñoly en el Lower Manhattan.

El proyecto de interiorismo, el primero del estudio londinense March & White en Estados Unidos, se sitúa en un rascacielos proyectado por Rafael Viñoly en el Lower Manhattan.

Baño revestimiento marmol, ducha de obra, cerramiento cristal, mueble lavabo madera. Para este proyecto, el estudio March & White ha prestado especial atención en los materiales y acabados, jugando con diseños elegantes con toques vanguardistas.

Para este proyecto, el estudio March & White ha prestado especial atención en los materiales y acabados, jugando con diseños elegantes con toques vanguardistas.

Baño, encimera de piedra, puf de piel cuadrado, asientos bajos redondos, cerramiento cristal. El baño principal tiene suelos de mármol con calefacción radiante. Para la encimera y la zona de tocador también se ha trabajado la piedra, pero con otras tonalidades, combinándola con madera, acero y cuero.

El baño principal tiene suelos de mármol con calefacción radiante. Para la encimera y la zona de tocador también se ha trabajado la piedra, pero con otras tonalidades, combinándol

Cocina con office, taburetes blancos, columnna recubierta de espejos, lámparas de suspensión. La cocina está equipads con carpintería a medida, electrodomésticos Miele y encimeras y frentes de mármol diseñados para adaptarse a la paleta cromática correspondiente.

La cocina está equipads con carpintería a medida, electrodomésticos Miele y encimeras y frentes de mármol diseñados para adaptarse a la paleta cromática correspondiente.

Después de especializarse en el exclusivo interiorismo de grandes yates y aventurarse en clubs privados, el tándem formado por Elliot March y James White, del estudio londinense March & White, se ha atrevido con este ambicioso proyecto residencial compuesto de 88 plantas. El lujo, la calidad y la sofisticación que hasta ahora estos interioristas premium impregnaban en alta mar los lleva ahora hasta tierra firme, concretamente al 125 de Greenwich, en un impresionante rascacielos, obra de Rafael Viñoly, situado en el Lower Manhattan. Todos y cada uno de los espacios interiores del edificio se visten de materiales nobles, donde impera la elegancia con toques de vanguardia a partir de una acertada mezcla de elementos atemporales como el mármol con otros modernos e irreverentes, como el metal y el cristal.

Dentro de cada apartamento, el mobilario cede el protagonismo a las impresionantes vistas. Y no es para menos. El skyline de la Gran Manzana se muestra en toda su plenitud frente a los cerramientos acristalados del edificio. Y ante ello, no queda otra que disfrutarlas cómodamente, con asientos envolventes, piezas de mobiliario que juega con las texturas y las formas

March & White eligió tres paletas de colores para los acabados interiores inspiradas en las panorámicas que pueden divisarse desde el edificio: por un lado está Terra, que evoca los tonos naturales de la tierra; por otro Aqua, que se corresponde con el color siempre cambiante del río Hudson; y por último Stratus, en relación con las nubes blancas visibles desde la parte superior del edificio. Cada una de las viviendas está personalizada con muebles y accesorios a medida, y el mobiliario de cocina ha corrido a cargo de ARAN Cucine, a partir de un diseño específico que juega con tres tonos: madera clara, media y oscura, utilizada para las unidades base y los módulos de pared, en combinación con el vidrio en oro rosa. Todo ello rematado con acabados en bronce, níquel y aluminio.

Dejando la vivienda y sus extraordinarias panorámicas a un lado, los propietarios disponen, dentro del propio edificio, de otros espacios de lujo de estética acorde al conjunto, así como una piscina, un cine, un restaurante, un gimnasio, un spa, una biblioteca y un exclusivo bar salón. En definitiva, un ejemplo de lujo mayúsculo.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?