El interior de este refugio en el bosque es todo lo contrario a lo que te esperas

Studio Jean Verville architectes se encargó de convertir un refugio en el bosque en un delirio admirable que fusiona el diseño italiano de los 80, con la dosis justa de excentricidad arquitectónica.

Casa en el bosque

Casa en el bosqueFoto: Maxime Brouillet

Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Mimetizado con el entorno y explotando la asociación de geometrías y colores bajo el ímpetu del universo rebelde del grupo italiano Memphis, antítesis de la monotonía y la arquitectura y el diseño monocromáticos de su época. Así se presenta lo que, en teoría, es el clásico refugio en el bosque, y en la práctica es un universo alternativo personalizado, diseñado con un espíritu sostenible y un rigor matemático arquitectónico. A los propietarios les sedujo la narración fotográfica que ilustra los proyectos de Studio Jean Verville, dos excéntricos admirables, apasionados por el arte y el diseño italiano de los años 80, y le pidieron que se encargaran de su refugio en el bosque.

"El proyecto celebra una multiplicidad de referencias en un sistema de relaciones expresivas y contrastantes para comunicar las personalidades de los propietarios", detalla el estudio. "En aras de la integración en la naturaleza circundante, esta casa-estudio revela una forma orgánica y una apariencia cruda, confrontando sus materiales con un juego de líneas curvas en una ejecución minuciosa. Su extravagancia se manifiesta en interiores con gráficos, donde volúmenes y materiales se desarrollan en una brillante organización cromática". Pura poesía descriptiva.

La ubicación de este "ecléctico" conjunto viene determinada por la presencia de un arroyo. En el lado sur, la disposición lineal de las habitaciones permite una vista constante del paisaje y dicho arroyo. En el lado norte, dos volúmenes distintos, conectados por una entrada completamente acristalada, aparecen como una larga fachada ciega unificada por un solo techo. 

Convergiendo en un conjunto de soluciones formales, los volúmenes ocultan tanto elementos de almacenamiento como domésticos para articular un sistema estructurado. Jugando con las posibilidades de impacto visual, las texturas, colores y materiales explotan la luz en un reflejo caleidoscópico. "Volúmenes y superficies mezclan juegos de oposición formal, adornándose con un conjunto de elementos, patrones y colores, que compiten por las huellas de la infancia. Quintaesencia de la escapada a la naturaleza, el bosque laurentiano acoge este refugio en una parcela de terreno que ha permanecido virgen, proporcionando un lugar de vida y trabajo vibrante y libre a la vez". Una delicia.

1 /13
Casa en el bosque. Antítesis de la monotonía

Antítesis de la monotonía

El proyecto es la antítesis de la monotonía y la arquitectura y el diseño monocromáticos.

Casa en el bosque. Elementos domésticos

Elementos domésticos

En el lugar más insospechado, encontramos elementos domésticos.

Casa en el bosque. Juego de volúmenes

Juego de volúmenes

Convergiendo en un conjunto de soluciones formales, los volúmenes ocultan tanto elementos de almacenamiento como domésticos.

Casa en el bosque. Geometrías

Geometrías

Geometrías y colores terrosos hacen de espacios como el baño, un delirio de líneas rectas.

Casa en el bosque. Con el exterior

Con el exterior

La casa se prolonga más allá de las puertas.

Casa en el bosque. Puertas correderas

Puertas correderas

Puertas correderas ocultan diferentes estancias.

Casa en el bosque. Forma orgánica

Forma orgánica

La casa revela una forma orgánica y una apariencia cruda, fusionando sus materiales con un juego de líneas curvas.

Casa en el bosque. Combinación sencilla

Combinación sencilla

Espejos y vidrio, amarillo y negro, la aparente sencillez de los elementos no disminuye el efecto de un resultado magistral.

Casa en el bosque. Un reflejo caleidoscópico

Un reflejo caleidoscópico

Las texturas, colores y materiales explotan la luz en un reflejo caleidoscópico.

Casa en el bosque. Perfectamente mimetizado

Perfectamente mimetizado

Mimetizarse con al entorno era una de las premisas básicas.

Casa en el bosque. Un refugio dentro del bosque

Un refugio dentro del bosque

Quintaesencia de la escapada a la naturaleza, el bosque laurentiano acoge este refugio de 181 metros cuadrados.

Casa en el bosque. Con un solo techo

Con un solo techo

En el lado norte, dos volúmenes distintos, conectados por una entrada completamente acristalada, aparecen como una larga fachada ciega unificada por un solo techo.

Casa en el bosque. Un disposición lineal

Un disposición lineal

En el lado sur, la disposición lineal de las habitaciones permite una vista constante del paisaje y el arroyo que determinó el proyecto.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?