Con la reforma de estos dos pisos han hecho un 2x1

La diseñadora de espacios Agnes Rudzite fusiona dos apartamentos en Moscú con un resultado espectacular. Un festival de mobiliario icónico que mezcla épocas y estilos.

Dos apartamentos en uno. Esta es la premisa de este pisazo en Moscú. La suma de los dos pisos da un espacio de 340 m2 en el que la diseñadora de espacios Agnes Rudzite ha podido desplegar todo su talento. 

"El enfoque principal para todos mis proyectos es crear un trasfondo arquitectónico muy reflexivo y detallado sobre el que me gusta incluir piezas de mobiliario icónicas que mezclan épocas y estilos", comenta Rudzite.

Inspirada en la década de los setenta, la reforma es un equilibrio entre la sofisticación y la audacia. La creadora ha sabido crear un ambiente cómodo y confortable que no renuncia a la elegancia. 

 

1 / 12
Cocina con frontales de marmol de color rojizo de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

La cocina combina una parte más visible con otra más funcional, que permanece oculta. A nivel visual, este espacio marca la transición entre el parqué y el travertino. 

Baño con mueble de madera redondeado de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

Después de la intervención de Agnes Rudzite, el piso cuenta con cuatro baños con la madera como principal protagonista. Este material tan versátil aporta serenidad y ayuda a sostener la estética retro. 

Rincón con un sofa de color blanco y mesilla auxiliar de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

En el pisazo se dan cita una paleta de colores sutiles que no desentonan con las paredes de yeso y el suelo de madera de roble. 

Vista del salon con sofa de lana y del comedor de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

El proceso de unión de los dos apartamentos dejó dos columnas de hormigón a la vista en el salón, que se forraron con paneles redondeados de roble. 

Entrada recibidor de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite suelos de madera

Los largos pasillos a cada lado de la entrada permiten colgar los cuadros y las piezas de arte contemporáneo que han ido coleccionado los propietarios a lo largo de su vida. 

Zona de lectura con una silla de cassina en color azul de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

Los autores del proyecto definen el proceso como bastante eficiente, agradable y en sintonía con sus clientes. Es el segundo trabajo que hacen para ellos, por lo que la comunicación fue fluida. 

Baño con dos espejos ovalados de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

Los bordes redondeados se repitan a lo largo de todo el piso. En el salón, en la cocina y en el baño, con un mueble de madera suspendido que se combina con dos espejos idénticos. 

Separador en el recibidor tipo celosia y mueble de color turquesa de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

En la entrada, una celosía blanca de formas geométricas es la antesala de un piso lleno de buenas ideas. La celosía separa los espacios y, al mismo tiempo, deja pasar la luz. 

Dormitorio con sillon a los pies de la cama de colro rojo de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

En el dormitorio principal, las paredes de roble contrastan con el rico cabecero de tela verde y con el mítico sofá Elysee de Pierre Paulin, en color naranja.  

Comedor con paredes de color rojizo mesa redonda y sillas de madera de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

En el comedor, se respira diseño, con una mesa firmada por Charlotte Perriand y sillas de Vico Magistretti para Cassina

Mueble aparador en un recibidor de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

En el recibidor revestido de madera de roble, conviven un aparador con cajones y un banco de terciopelo, creando una atmósfera muy sofisticada, en sintonía con el espíritu del piso. 

Sofa redondo con tapiceria de lana de un piso en Moscu reformado por Agnes Rudzite

Detalle del salón, con una combinación de muebles de formas redondeadas y la columna revestida de madera al fondo. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?