Así se transforma un apartamento convencional en el interior más osado del año

El estudio Brani & Desi convierten, mediante un recurso de color inédito, este espacio en una propuesta de hábitat inconfundible.

1 / 19
Espacio diáfano multicolor con zona de dormitorio, mesilla en rosa y zona de estar con tocador

El estudio de arte creativo y diseño Brani & Desi, con sede en Sofía, es el autor de este singular proyecto, concebido bajo una estudia escenografía.  

Dormitorio con escritorio a pared, silla rosa, lámpara de sobremesa roja

La paleta de colores del proyecto responde a un equilibrio entre rosa, rojo y naranja, junto con algunos tonos azules y verdes.

Cama en canapé, en blanco, con mesilla abierta en verde y luminaria roja, tabique de pared a modo de cabecero

El color blanco actúa como el aire entre las formas y los colores que se entremezclan y se dan cita en esta singular vivienda.

Frente de pared con zona de televisión y mueble baljo y zona de trabajo con silla tapizada en rosa

Como es habitual en el trabajo del estudio Brani & Desi se busca escapar de la zona de confort para convertir el espacio habitable en algo un poco más aventurero.

Mueble multicolor bajo televisor, zona de escritorio con asiento en rosa

En la concepción de este proyecto, se ha contado con una zona de trabajo frente a la pared, equipada con mesa y estantes, que se sitúa junto al televisor y el mueble bajo que le acompaña. 

Rincón de lectura con butaca en beige y suelo en geometrías de colores

Junto al color y las geometrías, el juego de desniveles a lo largo del perímetro de la planta también es parte importante del proyecto.

Rincón de estar elevado con dos escalones, con butaca beige, luminaria roja, mesita auxiliar circular

Con la capacidad del color para animarnos, así como para crear una mente tranquila, el espacio está destinado a evocar sentimientos de felicidad y satisfacción.

Panel divisor con perfilería en rosa entre zona de dormitorio y zona de estar

Branimira Ivanova y Desislava Ivanova, el dúo de diseñadoras búlgaras detrás de Brani & Desi, han establecido en esta vivienda su característica estética de usar colores atrevidos y formas geométricas en cada superficie.

Rincón a modo de bancada con cojines para sentarse

En cada rincón y estructura creada para la ocasión las formas y los colores respiran sin dejar de ser dinámicos y dramáticos a la vez.

Suelo en blanco con rayas y zonas en colores, en simetría con los motivos del resto del mobiliario

Solo un tabique a modo de cabecero actúa como elemento separador de ambientes dentro del espacio diáfano del apartamento.  

Tres escaleras a pasarela para zona de paso superior, luminaria en rojo en primer término

Tras la zona de lavamanos y tocador se alza una pasarela que actúa como zona de paso elevada y dinamizador del ambiente.

Lucernario en techo de zona central del proyecto, zona de tocador, lavamanos y asientos en el centro de la estancia

Inspirado en los singulares lagos de color rosa que existen alrededor del mundo y la arena blanca que los rodea, el apartamento evoca una sensación de felicidad

Módulos cúbicos con motivos geométricos en rosa, zona de lavamanos, luminarias suspendidas y escaleras hacia pasarela superior

El objetivo de Brani & Desi es recrear tal sentimiento de alegría para inspirar a los habitantes a encontrar una conexión profunda dentro de sí mismos.

Zona de lavamanos con doble seno, armarios en rosa y naranja, luminarias circulares en los extremos y lucernarios en el techo

Grandes aperturas laterales y una sucesión de lucernarios en el techo de la vivienda otorgan una buena dosis de luz natural que incide de forma velada. 

Zona de paso a modo de pasarela con estructura de barandilla en acero blanco con ducha con base en rosa y pared en verde

El poder de provocar sentimientos, emociones y pensamientos por parte de la paleta cromática es lo que ha llevado al estudio Brani & Desi a concebir este espacio, donde el mobiliario a base de formas cúbícas, queda totalmente integrado.

Zona de paso de pasarela hasta dicha y bañera, suelo en naranja

Junto a la ducha y a la altura de la pasarela se abre un espacio más íntimo que da lugar a una pequeña piscina interior.

Zona de ducha con base en rosa, hoja de cristal transparente con apertura a los lados

Una original combinación de frente verde y base rosa viste la zona de ducha, delimitada física aunque no visualmente por una hoja de cristal transparente a modo de mampara. 

Zona de aguas con escaleras en rosa, al fondo luminaria de suspensión en rojo

La sobredosis de color llega hasta la piscina, cuya base está teñida de un vivo rosa chicle

Zona de estar, luminaria de supensión en rojo, paramentos de cristal translúcidos, asientos integrados en motivos gráficos

El conjunto resulta un universo multicolor de formas cúbicas y ángulos rectos, en pintura al látex, a través de techos, paredes y pisos de epoxi.

Los tonos vivos y alegres se apoderan de suelos, paredes y techos en este concepto de apartamento, proyectado por el estudio de arte creativo y diseño búlgaro Brani & Desi. Al frente del estudio, con sede en la ciudad de Sofia, se encuentran las hermanas Branimira y Desislava Ivanova, quienes no dudan en proyectar su personal estilo a los espacios a través del empleo de colores brillantes en todas las formas geométricas posibles. En esta línea, cabe señalar que una de las características de este proyecto es que la geometría, los colores y las funciones tengan la misma responsabilidad.

El conceptual proyecto toma como fuente de inspiración los lagos de color rosas, tales como la Laguna Colorada de Bolivia, el lago Hillier en Australia o las más próximas salinas de Torrevieja, entre otros. A partir de ahí se crea un juego de formas y colores cuyo objetivo final es evocar un sentimiento de felicidad que, a su vez, inspire a sus habitantes a conectar con ella espiritualmente. “Muchos filósofos y maestros zen dicen que un hombre percibe el mundo a través de su interior, el mundo es en realidad su espejo”, comentan las diseñadores. De ahí que desarrollen espacios capaces de interiorizar esa percepción, y echen mano del color y de su capacidad terapéutica para animarnos o para crear una mente tranquila, a partir de espacios destinados a evocar sentimientos de felicidad y satisfacción. En esta ocasión, la paleta cromática elegida por Brani & Desi se focaliza especialmente en el rosa, el rojo, el naranja, el azul y el verde, dejando al blanco como el mejor aliado para que el resto de colores respiren y mantengan su fuerza y efectismo.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?