La casa de vacaciones perfecta en el campo para disfrutar del verano portugués

La geometría fraccionada da a esta casa de Pedro Domingos Arquitectos un aire surreal y, a la vez, deudor del paisaje y la tradición arquitectónica del lugar.

1 / 9
casa pedro domingos piscina patio muros encalados

La casa se abre al entorno y a la vez crea ámbitos de recogimiento a través de amplias puertas y ventanas, terrazas en las azoteas, múltiples patios y un recinto que contiene una piscina semiencerrada, la cual se ha realizado con piedra local.

casa pedro domingos patio

La quietud y austeridad del entorno contribuyen a la atmósfera de tranquilidad casi monástica que transmite la casa. La construcción se ubica en un terreno de 2.500 metros cuadrados, en el interior de una reserva natural.

casa pedro domingos terraza piscina comedor exterior

En torno a una mesa antigua de madera, las sillas de la colección Hee Dining, de Hay, que también están, en otra versión, junto a la piscina.

casa pedro domingos salon chimenea

La chimenea es el modelo DAE, diseñada por Alfonso Milá y Federico Correa en 1965. El sofá es el modelo Mags, de Hay. La mesa de centro y las butacas de mimbre proceden de Furnified. Cojines y plaid, de Teixidors.

casa pedro domingos comedor con vistas a patio

La mesa es de Ethnicraft, al igual que las sillas Bok, creadas por Alain van Havre. Lámpara diseñada por Poul Henningsen para Louis Poulsen.

casa pedro domingos salon aparador eames

Al fondo, la silla LCW, diseño de Charles & Ray Eames (1945) editada por Vitra, al igual que el pájaro de madera, que los diseñadores realizaron para su propia casa. El aparador es de Furnified. Jarrones comprados en Space Invaders.

casa pedro domingos cocina isla

En la cocina, suelos de cemento pulido y encimeras de piedra natural del Algarve, en color arena. La cocina es un diseño del estudio, realizada por un carpintero local. De la escalera de mano blanca cuelgan bolsos hechos a mano de la marca Sennes. Tablas de cortar y jarras de vidrio, de Ikea.

casa pedro domingos dormitorio

Ropa de cama, cojines y plaid, de Teixidors; el jarrón de cristal, sobre el tronco pulido que sirve de mesilla de noche, se ha comprado en Space Invaders, mientras que la alfombra, en blanco y negro, ha sido confeccionada por artesanos locales.

casa pedro domingos baño

La piedra del Algarve se ha utilizado para el lavabo y el muro que cierra la ducha. Taburete, de Ethnicraft; toallas y alfombra, de Madam Stoltz; jabones, de Aesop, y jarrones, en Space Invaders.

El blanco absoluto y mediterráneo de esta vivienda diseñada por Pedro Domingos para la firma Casas Portugal es hipnótico: paredes como pantallas, como lienzos o sábanas recién lavadas y petrificadas al sol, como planos donde la luz se fija en toda su cruda pureza.

Nítidamente contemporánea, la casa pertenece al mismo tiempo al paisaje y a la tradición del lugar. Está ubicada en las colinas de Faro, frente al valle de Os Agostos, en Portugal, rodeada de árboles e incrustada en la pendiente, adyacente a una construcción ya existente.

Sus espacios se organizan en dos niveles. En el nivel de acceso se han situado el patio central cerrado por muros, el estanque de agua elevado, la cocina y cuatro dormitorios. En la planta superior, la sala de estar y el solárium.

Ha sido construida según el sistema elemental característico de la arquitectura popular de la zona, con los suelos de cemento, las paredes blancas, las carpinterías de madera, las puertas deslizantes de acero y los recipientes de agua (tanque, lavabos y duchas) de piedra maciza local. La luz y el agua son los elementos primordiales que participan, desde la Naturaleza y la interpretación respectiva del diseño, en la creación de esta vivienda.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?