Una casa con las Montañas Rocosas como telón de fondo

El arquitecto estadounidense Tom Kundig invita a probar los límites de nuestra experiencia con la naturaleza a través de esta cálida y acogedora vivienda en el cambiante clima montañoso de Wyoming.

1 / 24
Vista exterior de fachada rodeada de árboles y con cortavientos de madera frente a cristaleras

En el valle interior de Jackson Hole, resguardado de las Montañas Rocosas, se emplaza ensta vivienda ideada para dar respuesta a las necesidades de sus propietarios y a la cambiante climatología del lugar, con estaciones muy extremas. 

Fachada frontal de vivienda con estructura de piedra, cristal y madera, entre pinos y zona boscosa

El arquitecto estadounidense Tom Kundig, desde su estudio Olson Kundig Architects, con sede en Seattle, ha sido el responsable de proyectar esta casa entre montañas con una marcada integración del espacio residencial al paisaje que lo acoge.

Puerta de acceso con banco y pared en hierro oxidado y techo de madera

La vivienda cuenta una superficie de 750 m2, en cuyo interior se establece un ambiente sereno y equilibrado que contrasta, con el cambiante exterior. Junto a la fuerte presencia de madera, el acceso se reviste de metal que aporta un original acabado industrial.  

Zona de paso con focos encastrados en techo, puertas correderas con tiradores cromados

Una serie de obras de arte contemporáneo se suceden de forma ordenada a lo largo de la zona de paso que conducen hacia la parte más íntima y privada de la vivienda.

Butacas en marrón claro hacia chimenea revestida de hierro y base en hormigón

Los interiores tienen como telón de fondo roble, abeto y nogal cortados a mano, con un cambiante juego cromático que combina con los tonos neutros y cálidos del mobiliario del salón, presidido por una chimenea de hierro y hormigón. 

Salón con chimenea central, cerramientos acristalados, sillones en marrón, sofás en gris, butaca y mesa en madera

Todo el proyecto de la vivienda evoca un marcado sentido del lugar de manera profunda, anidando sin problemas en el paisaje y disolviendo los límites entre el interior y el exterior.

Salón, comedor y cocina en un espacio abierto, revestido de madera y amplias aperturas en fachada hacia el exterior

Diseñada para reuniones y encuentros familiares, la planta principal es un espacio multifuncional con una zona de salón, comedor y cocina, que a su vez conduce a un patio interior.

Comedor y cocina con paredes, suelos y techos en madera, sillas de comedor en piel marrón oscura

Piel y madera visten la zona del comedor a base de una amplia mesa de gran capacidad que permite dar cabida a los numerosos huéspedes que se reúnen en la casa, junto a la cocina abierta y de distribución en isla. 

Zona de comedor con mesa de madera y sillas de piel marrón, luminarias suspendidas y amplia apertura acristalada hacia exterior

Una secuencia de luminarias suspendidas de líneas depuradas ilumina putalmente la zona de comedor, provista de una incipiente entrada de luz natural gracias a los cerramientos acristalados en fachada que regalan panorámicas del lugar.  

Zona de paso con escaleras de madera y vista hacia comedor y cocina

La casa cuenta con varios elementos de mobiliario personalizados, desde mesas, asientos y escaleras, a zonas de almacenamiento, ideadas totalmente a medida.

Zona de paso con suelo enmoquetado, paredes y techo revestido de madera y frente de pared con sucesión de cuadros

Al igual que el paisaje de la montaña, el encanto de la vivienda va mucho más allá de mostrar las grandes vistas dramáticas, sino también de los momentos íntimos que se descubren en el camino.

Noticia relacionada
Cosida a la montaña

Casas

Cosida a la montaña

Dormitorio con chimenea, butacas en naranja, paredes y techos en madera, lencería de lino

En el nivel principal hay una habitación individual para invitados, reservando la suite principal y tres dormitorios adicionales en la planta superior.

Detalle de manivela para mecanismo de apertura de cerramientos exteriores

La familia de propietarios vive en la casa por temporadas, por lo que las gigantescas persianas exteriores contra incendios, operadas por un sistema de poleas de manivela, se abren y cierran por encima de las ventanas, cerrando la casa cuando están fuera.

Dormitorio con chimienea, butacas y poufs en rojo, suelo enmoquetado, techos y paredes de madera

Una chimenea revestida de hierro aporta una dosis extra de calidez al dormitorio revestido de madera que deja abrazarse por el paisaje boscoso gracias a sus grandes cerramientos acristalados.

Base de la estructura de fachada, en piedra vista, y parte superior revestida de madera

La casa, revestida de madera y con base en piedra vista, es cálida y acogedora, inmersa discretamente en medio del bosque circundante y pensada para salir a jugar, experimentar la increíble belleza natural. 

Dormitorio con chimenea en esquina junto a apertura a zona boscosa, paredes de madera con banco suspendido en acero

La casa es una plataforma para experimentar las múltiples opciones extremas que brinda el clima de montaña y actúa como un preámbulo al paisaje natural de afuera.

Cuarto de baño en blanco con mobiliario de bajolavabo suspendido en madera oscura

El blanco se apodera del cuarto de baño, una estancia de altos techos y gran entrada de luz natural. Un mueble bajolavabo en madera oscura y suspendido rompe la dominante cromática, aportando mayor calidez al conjunto.

Sala de cine con gran pantalla de visionado y sofás en gris

El nivel inferior de la vivienda alberga una sala de cine, equipada con mobiliario hecho a medida, una bodega para el almacenamiento de vinos y un espacio para dejar las bicicletas de montaña.

Escaleras revestidas de madera con peldaños en voladizo

Madera de roble en paredes, techos y peldaños de escaleras aportan gran teatralidad a esta zona de paso de aspecto ligero y a la vez envolvente.

Vestidor para ropa de abrigo y esquís en madera a medida

Se ha habilitado un espacio de la casa para el almacenaje de equipamiento deportivo de los propietarios, una familia brasileña de esquiadores. Se trata de un completo vestidor hecho a medida en cálida madera.

Cerramientos acristalados en salón con acceso al exterior de terraza

Las grandes paredes de ventanas en el nivel principal permiten amplias vistas de las montañas y los valles, así como una zona de acceso que conecta la casa directamente con varias montañas de esquí de Jackson Hole.

Terraza exterior entre estructura de vivienda en madera y piedra

El patio cuenta con una bañera de hidromasaje y una espectacular chimenea que actúan como epicentro de lugar de encuentro. Es esta interacción de los espacios interiores y exteriores lo que proporciona una sensación de exposición y disfrute del entorno.

Vista exterior de vivienda con zona de paso exterior y cerramientos de madera sobre guías

Las vastas ventanas y aperturas en fachada de la vivienda pueden ser ocultadas por grandes persianas y contraventanas de madera que se deslizan lateralmente o de forma abatible por toda la estructura. 

Vista desde exterior al anochecer con paso inferior hacia terraza

"Esta casa de la montaña está destinada a abrazar los límites de nuestra experiencia potencial de la naturaleza y, a su vez, de nosotros mismos", apunta Tom Kundig, responsable del proyecto. 

El valle de Jackson Hole, en el estado de Wyoming, es la puerta de entrada a dos de los principales parques nacionales de Estados Unidos, el parque nacional Grand Teton y Yellowstone. Aquí, en este enigmático enclave natural, el arquitecto Tom Kundig, fundador del estudio Olson Kundig, con sede en Seattle, ha proyectado esta vivienda de 750 m2 de superficie, que abraza el clima dramáticamente variado del lugar, y se adecua a las fluctuaciones extremas de temperatura que se experimentan a lo largo de cuatro estaciones. Una de las premisas de los propietarios a la hora de proyectar la vivienda ha sido la de establecer un diálogo directo y abierto con el paisaje montañoso y el estilo de vida aventurero de Jackson, pero también la capacidad de cerrar la casa cuando los propietarios no residen en ella o durante los episodios climáticos desafiantes como las tormentas de nieve extremas. El resultado es una casa con varios grados de transparencia que puede abrirse y cerrarse en respuesta a la cambiante disposición del enclave natural.

Si bien la vivienda cuenta con varias aperturas acristaladas en fachada de grandes dimensiones que asoman al paisaje boscoso colindante, cuando se necesita una actitud más introvertida y protectora, un sistema de persianas de madera exterior permite cerrarla mediante un sistema de poleas de manivela. El conjunto de la vivienda cuenta con dos construcciónes. Por un lado está la casa principal, provista de dos niveles. En la planta principal se concentra la zona de día en un único espacio diáfano y muy luminoso que se abre a una terraza exterior desde la que acceder directamente al entorno para la práctica del esquí. El nivel superior se reserva a la zona nás íntima y privada, con una sucesión de dormitorios y baños, todos ellos abiertos al paisaje cambiante de Jackson Hole. Por otro lado, una cabaña para huéspedes, situada al oeste, que contiene un baño, una cocina y un espacio combinado de salón y dormitorio, permite a las parejas permanecer en la propiedad sin necesidad de abrir la casa principal.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?